Decenas de pasajeros pierden vuelos por las colas en los filtros del Aeropuerto de Barcelona

Control de pasajeros en un aeropuerto.
Control de pasajeros en un aeropuerto.
EUROPA PRESS

Decenas de pasajeros han perdido sus vuelos este miércoles debido a las largas colas que se han producido en los filtros de seguridad de la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que han llegado a superar los 60 minutos alrededor de las 11 horas de la mañana.

Las colas han ido fluctuando a lo largo de la mañana: entre las 5 y las 6.30 horas los tiempos de espera han sido de unos 40 minutos, posteriormente la situación ha mejorado pero a partir de las 10 horas se han vuelto a producir aglomeraciones de pasajeros para superar el control de seguridad.

Alrededor de las 11 horas, las colas se han extendido por los laterales de la terminal T1 y el tiempo de espera para pasar el control de seguridad previo a la zona de embarque ha superado los 60 minutos, lo que ha provocado que algunos pasajeros hayan perdido sus vuelos.

Colas de 50 minutos en la terminal T2B

Durante la tarde de este miércoles también se han saturado y registrado tiempos de espera de unos 50 minutos los filtros de seguridad de la terminal T2B, debido al mismo conflicto laboral entre los trabajadores y la dirección de Eulen, la empresa que gestiona el servicio.

A las 19 horas, la cola de pasajeros que aguardaban para pasar los filtros de seguridad de la T2B llegaba hasta la entrada del puente que conecta con la estación de Rodalies y de Metro.

En la T2B, donde operan Norwegian y Ryanair, el acceso a los filtros de seguridad es más estrecho que en la T1, con lo que la sensación de aglomeración de los pasajeros es mucho mayor.

Además, se han producido algunos enfrentamientos verbales por el orden de la cola, ya que algunos pasajeros temían perder su vuelo e intentaban ganar posiciones.

En cambio, la terminal T2C, en la que opera Easyjet, registra durante toda la tarde una situación de normalidad en el control de seguridad, donde el tiempo de espera no supera los diez minutos.

Viajeros que pierden el vuelo

Marco, un pasajero de Vueling con rumbo a Brindisi, ha explicado: "Tenía el vuelo a las 12.10 horas, he llegado al aeropuerto a las 10.50 horas y he salido del control de seguridad a las 12.30 horas, con lo que he perdido el avión".

"He estado haciendo cola desde las 10 horas, cuando mi vuelo salía a las 11.35, y a pesar de que ha habido gente que me ha dejado colarme, no he llegado a tiempo y el avión ha salido sin mí", ha explicado Ascensión, una pasajera con rumbo a Bilbao.

Otra pasajera, Jessica, que tenía previsto volar a Roma con su marido y sus dos hijos y que ha perdido el vuelo al no poder pasar el control de seguridad a tiempo, ha relatado: "Vueling nos ha cambiado el billete gratuitamente para mañana y ahora vamos a ver si nos paga el hotel".

A partir del mediodía, las colas en los filtros de seguridad de la T1 han ido remitiendo y el tiempo de espera se ha situado en unos 20 minutos.

La empresa Eulen, que gestiona los filtros de seguridad del aeropuerto, mantiene un conflicto con sus trabajadores, que reclaman más personal y mejores condiciones laborales.

Este martes tuvo lugar una reunión de mediación entre la dirección y el comité de huelga que acabó sin acuerdo, por lo que se mantienen los paros previstos a partir del 4 de agosto que pueden complicar todavía más la situación en los filtros de seguridad del aeropuerto.

Desvío de pasajeros

Gonzalo Bao, miembro del comité de empresa, ha explicado a 20minutos que "han desviado pasajeros hacia los filtros de Corredor Aérero y Regionales, y al haber poco personal, se han colapsado también esos filtros".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento