Pleno del Senado
Vista general del pleno del Senado celebrado hoy para la aprobación del nuevo Estatuto. Gustavo Cuevas / EFE. EFE

El sólido consenso entre el PP y el PSOE ha facilitado la tramitación parlamentaria de la tercera reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, que en su preámbulo proclama que los ciudadanos y las instituciones tienen con este texto "los instrumentos precisos para que el progreso social, cultural y económico sigan haciéndose realidad en años venideros".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, coincidieron hoy por primera vez en la legislatura en la sesión del Pleno del Senado para la aprobación definitiva por las Cortes del estatuto.

Estas son algunas de las claves fundamentales del texto que aprueba hoy el Senado.

1.- CONSENSO. Los cimientos del consenso forjado por el PP y el PSOE en torno a la reforma estatutaria de Castilla y León comenzaron a levantarse en junio de 2004, cuando los líderes regionales de ambos partidos coincidieron en la necesidad de iniciar este camino. Tras alguna quiebra, todo ha cuajado en apoyos mayoritarios de las Cortes de Castilla y León y de las Cortes Generales al texto.

2.- COMUNIDAD HISTÓRICA Y CULTURAL. El preámbulo dice en su primera frase que la Comunidad Autónoma de Castilla y León surge de la moderna unión de los territorios históricos que componían y dieron nombre a las antiguas coronas de León y Castilla. Además, define a Castilla y León como una "comunidad histórica y cultural".

3.- NUEVAS COMPETENCIAS. Destacan las relacionadas con una ampliación de la responsabilidad de la Junta en la gestión de las aguas del Duero, la posibilidad de crear una policía autonómica, el desarrollo rural y la promoción de igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres.

4.- EL DUERO. El Estatuto dedica su artículo 75 a las competencias sobre la Cuenca del Duero y las aguas de la Comunidad. La redacción habla de "competencia exclusiva" en materia de proyectos, construcción y explotación de los aprovechamientos hidráulicos, aunque supedita esta jurisdicción a la legislación estatal, dado el componente internacional del Duero.

5.- POLICÍA. Esta cuestión figura en el artículo 72 del texto pero es una de las que suscitan discrepancia entre los grupos políticos en cuanto a su desarrollo. El PSOE es más partidario de la creación futura de una policía autonómica, mientras que el PP ha expresado que la creación de este cuerpo no se plantea ni a corto ni a medio plazo.

6.- PODER JUDICIAL. La reforma estatutaria allana aún más la inminente transferencia de las competencias en materia de justicia. El Ministerio y la Junta de Castilla y León discrepan hasta el momento en el coste que supondrá para las arcas de la Comunidad la asunción de estas competencias. El estatuto también abre la posibilidad de crear un Consejo de Justicia de Castilla y León.

7.- DIÁLOGO SOCIAL. Los sindicatos y la patronal están satisfechos con el texto porque prevé la creación del denominado "Consejo del Diálogo Social", que será la herramienta para institucionalizar la colaboración de la Junta con los agentes sociales. Las tres partes presumen de que es un acuerdo pionero en España y valoran los frutos de esta colaboración.

8.- CARTA DE DERECHOS SOCIALES. Una de las principales reivindicaciones de los sindicatos ha sido incluir en el Estatuto una especie de carta de derechos sociales que se plasmarán en una ley autonómica. La Junta se ha comprometido a llevar el proyecto de ley a las Cortes de Castilla y León en el primer trimestre de 2009.

9.- HACIENDA. El estatuto consagra que la Comunidad Autónoma dispondrá de los recursos suficientes para atender de forma estable y permanente la gestión y el desarrollo de sus competencias. Incluyen que el sistema de financiación autonómica deberá ponderar los factores de extensión territorial, dispersión, baja densidad y envejecimiento de la población de Castilla y León. No le da un nombre pero el Estatuto reserva la posibilidad de crear un órgano para la gestión de tributos propios y cedidos.

10.- LEONESISMO. La Unión del Pueblo Leonés (UPL), representada en las Cortes de Castilla y León por dos procuradores frente a los 81 que suman PP (48) y PSOE (33), ha expresado desde que se inició el trámite de reforma que el texto debía sentar las bases para promover la autonomía leonesa, en la que incluyen no sólo a la provincia de León, sino también a Zamora y Salamanca, como recuerdo del antiguo reino.