Suciedad en el Mar Menor
Suciedad en el Mar Menor PLATAFORMA PACTO POR EL MAR MENOR

El Mar Menor ha experimentado una "ligera" mejoría con respecto al año pasado, su peor momento en décadas, y aunque se han controlado ciertos vertidos y sellado los de las desalinizadoras, muchas de ellas ilegales, "no se ha llegado al vertido cero como era deseable", entre otras cuestiones porque queda pendiente el impacto de la contaminación del acuífero del Cuaternario, cuya influencia es muy importante.

Además de conocer cómo se está gestionando el agua contaminada excedente, de la que no existe demasiada información al respecto. Así lo advierte el doctor en Biología Julio Mas, quien destaca que "han sido muchos años de vertidos agrícolas y urbanos, a lo que se suman otras agresiones ecológicas, por lo que la transparencia de sus aguas es visible unos días, y otros, no tanto".

De cualquier modo, como se ha repetido en diferentes foros, afirma que "únicamente la transparencia no garantiza ni la calidad del agua, ni la consecución de una estabilidad ecológica para el ecosistema lagunar".

Una turbidez que se debe, entre otras cosas, "al exceso de sales de los abonos agrícolas, lo que ha producido la fertilización extra de la producción planctónica" y esa falta de luminosidad ha ocasionado la pérdida del 80% de la superficie ocupada del alga verde Caulerpa prolifera (también conocida como "oreja de liebre") sobre todo en la cubeta profunda de la laguna, "y que retenía una gran cantidad de nutrientes".

Hacen falta conocimientos, medios e imaginación para afrontar la recuperación del Mar Menor

Julio Mas indica que la previsión es "incierta". A pesar de ello confían en la regeneración de esta planta colonizadora, pero para ello hace falta que el agua recupere su transparencia. Una circunstancia que ha supuesto también la muerte masiva de otras especies como las holoturias o la de moluscos (bivalvos y gasterópodos) presumiblemente asociada a la falta de oxígeno disuelto en el agua. Así como una mortalidad preocupante de la nacra o 'Pinna nobilis' tanto en el Mar Menor como en el Mediterráneo.

Entre las medidas a adoptar, el experto ha insistido en cortar "con urgencia" las vías de contaminación a la laguna y al Mediterráneo adyacente, reducir la entrada de sedimentos a su cuenca y la creación de un mosaico de filtros verdes.

"Todo esto podría ayudar a recuperar el reequilibrio que necesita el Mar Menor para que pueda regenarse por sí mismo", aunque no serían las únicas alternativas, "hacen falta conocimientos, medios e imaginación para afrontar un reto tan importante como éste".

Finalmente, advierte que las soluciones a los impactos ambientales actuales del Mar Menor, no pueden trasladarse al Mar Mediterráneo; "otro mar interior que ya de por sí se encuentra inmerso en una situación preocupante de estrés y de desequilibrio ecológico".

Consulta aquí más noticias de Murcia.