Linda Wenzel
Linda Wenzel, cuando ya se encontraba en Irak con miembros de Estado Islámico. YOUTUBE

La adolescente alemana de 16 años identificada como Linda Wenzel, que fue detenida hace unos días en Irak ha asegurado que se arrepiente de haberse unido al grupo Estado Islámico, según recoge este domingo la prensa alemana.

"Quiero volver a casa, con mi familia", ha declarado la joven a un periodista de una red de investigación integrada por el diario Süddeutsche Zeitung y las cadenas de televisión NDR y WDR desplazado a Irak. "Solo quiero salir. Quiero abandonar la guerra, estar lejos de todas estas armas y del ruido", ha explicado al periodista, quien ha obtenido permiso para hablar con ella en medio de una fuerte vigilancia en la enfermería de un complejo militar en Bagdad.

Según el reportero, la joven alemana tiene una herida de bala en el muslo izquierdo y otra herida en la rodilla derecha. "Estoy bien", ha asegurado la adolescente, que aún no ha sido interrogada.

Solo quiero
salir. Quiero abandonar la guerra, estar lejos de todas estas armas y
del ruido
La pista de la adolescente se había perdido en verano de 2016, poco después de que se convirtiera el islam.

La adolescente, que vivía en el pueblo de Pulsnitz, cerca de Dresde, en el estado alemán de Sajonia, experimentó una rápida radicalización tras comenzar a interesarse por el islam en la primavera y entrar en contacto con islamistas a través de chats de Internet, siempre a escondidas de sus padres.

El 1 de julio dejó su casa para dirigirse a Fráncfort, en el oeste del país, y coger un vuelo con destino a Turquía para, desde ahí, cruzar la frontera a Siria, reservando el viaje con una autorización falsificada de su madre.

Detenida en Mosul

Linda se encontraba entre las veinte mujeres yihadistas detenidas por las fuerzas de seguridad iraquíes en la recién liberada Mosul. El grupo que se había escondido en un túnel y en el que, según el diario Die Welt, había además de las alemanas, mujeres de Rusia, Turquía, Canadá, Libia, el Cáucaso y Siria.

Ya en el pasado había abierto un sumario sobre la joven por sospechas de participación en preparativos de atentado contra la seguridad del país, pero a raíz de su desaparición se sobreseyó.

Hasta el momento, la fiscalía de la ciudad de Dresde, la capital de Sajonia, se ha limitado a informar de que la muchacha desaparecida en Irak ha sido identificada y que recibe asistencia del consulado alemán en Bagdad.

El Gobierno iraquí anunció la liberación de Mosul el pasado 10 de julio, tres años después de que la ocupara Estado Islámico.