Hallazgos en el yacimiento de La Draga
Hallazgos en el yacimiento de La Draga GOVERN

El proyecto cuatrienal 2014-2017 de investigación arqueológica del yacimiento neolítico de La Draga, en Banyoles (Girona), ha puesto al descubierto los cimientos de varias viviendas de hace 7.300 años en las que se han recuperado 150 pilares, algunos "excepcionalmente conservados, que muestran un trabajo extremadamente delicado", junto a talleres de artesanía y una fosa ritual.

Científicos del Museu d'Arqueologia de Catalunya, la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC-IMF) y el Museu Arqueològic Comarcal de Banyoles han trabajado en un área de 148 metros cuadrados en los últimos años, han explicado la Conselleria de Cultura de la Generalitat y la UAB en sendos comunicados este viernes, cuando se han presentado los resultados de los trabajos.

Han considerado la Draga como uno de los yacimientos arqueológicos lacustres más antiguos e importantes del Mediterráneo occidental, ya que corresponde a uno de los primeros lugares donde las sociedades agrícolas neolíticas se establecieron en el nordeste de la península ibérica, hace unos 7.300 años, transformado el espacio que los rodeaba para poder desarrollar las prácticas agrícolas y ganaderas necesarias para su subsistencia.

La característica más relevante del yacimiento es la conservación de elementos elaborados en madera y otras materias orgánicas, hecho excepcional para cronologías tan antiguas y que posibilita un acercamiento diferente y más completo al conocimiento de las primeras sociedades agrícolas del Mediterráneo occidental, y han destacado los pilares como "el único ejemplo conservado de construcciones neolíticas en madera de toda la península" y uno de los más antiguos de Europa.

CONCHAS Y CRÁNEOS

Entre los hallazgos destaca la documentación de un taller donde se confeccionaron objetos ornamentales, como cuentas de collar y collares realizados con conchas de moluscos procedentes de la costa, así como una fosa "con un claro sentido ritual", con varios cráneos de animales con cuernos, y han destacado que en La Draga abundan más los cráneos de bueyes que los de otras especies de rumiantes, entre los que eran manipulados para mostrarse como trofeos.

Los trabajos realizados han permitido la documentación y extracción de los pilares de madera que formaban parte de las cabañas y otras construcciones y un primer estudio y análisis de estos elementos de vital importancia para entender la organización del poblado.

La mayoría de estos pilares estaban hechos de madera de roble, especie que actualmente está poco representada alrededor del lago, y se extraerán muestras de los pilares de roble para obtener muestras genéticas para fecharlos y caracterizar el proceso de elaboración.

Consulta aquí más noticias de Girona.