Escuela infantil, aula, clase, niño, estudios, percha, perchas, abrigos mochilas
Escuela infantil, aula, clase, niño, estudios, percha, perchas, abrigos mochilas DGA

Los centros escolares públicos y concertados de P-3 de Barcelona ciudad han visto triplicado el porcentaje de solicitudes concedidas a familias con Renta Mínima de Inserción (RMI) en las preinscripciones para el próximo curso 2017-2018, que ha pasado del 0,8% al 2,7%. Otro baremo que se ha incrementado dos puntos es del de discapacidad de los niños o los progenitores, que ha pasado del 3,4% del curso 2016-2017 al 5,4% de cara al futuro año lectivo.

En el caso del baremo complementario de las enfermedades digestivas crónicas, como por ejemplo la celiaquía, el aumento ha sido casi del doble, del 1,8% al 3,4%. Y, fruto del endurecimiento de los criterios para luchar contra el fraude en la preinscripción introducidos este mismo año, se han desestimado un 11% de las 400 solicitudes con estos supuestos por no cumplir los criterios (se han aceptado 355 y se han rechazado 45). Por primera vez, los ha valorado un equipo centralizado y específico en lugar de cada centro escolar.

El Consorci d'Educació de Barcelona hizo este jueves balance del proceso de preinscripción en la ciudad, que valoró como muy positivo, dado que el 97,9% de las familias han conseguido plaza en uno de los centros de P-3 solicitados (un 91,5% en la primera opción y un 6,4% en algunas de las otras opciones marcadas) y un 95% en primero de ESO (un 87,6% en primera opción).

La puesta en marcha de un periodo de ampliación de la solicitud para las familias que no consiguieron plaza en las escuelas solicitadas ha contribuido a la reducción de un 46% de las reclamaciones y consultas, en palabras de la teniente de alcadía de Drets Socials Laia Ortiz. Este año se han registrado 437 quejas y 191 peticiones de información mientras que el pasado curso se tuvo constancia de 762 reclamaciones y 408 consultas.

Durante este verano se aprovechará, además, para realizar actuaciones de mejora en 69 escuelas y 11 institutos

Las asignaciones de oficio en P-3 (la opción en la que decide el Ajuntament) se han reducido hasta el 0,6% y en primero de ESO hasta el 2,1%.

De cara al próximo curso se ha visto reequilibrada la demanda para la escuela pública y la concertada. Para la primera han ido el 49,7% de las solicitudes y para la segunda el 50,3%. Igualmente, han disminuido las diferencias entre las escuelas más y menos demandadas lo que, en opinión de Ortiz, indica que las familias ven «mayor equivalencia» entre los centros barceloneses, es decir que las escuelas «ofrecen calidad, garantías y oportunidades» similares para los alumnos.

Seis nuevas escuelas

La oferta de P-3 para el curso que comenzará en septiembre contará asimismo con seis nuevas escuelas, los centros de Gràcia, Cartagena, Eixample I, Eixample II, Anglesola y Flor de Maig, infraestructuras presupuestadas en 4.087.509,77 euros junto a un nuevo instituto y dos institutos-escuela. Cinco centros se ubicarán en módulos prefabricados. La Escola Anglesola lo hará en el recinto de la Biblioteca Municipal Can Rosés.

Se suma un nuevo instituto, el Martí i Pous, del que ya se han iniciado las obras del edificio definitivo. De momento, ocupará los módulos utilizadosa anteriormente por la Escola Can Fabra. Mientras, la Escola Antoni Brusi pasará de dos a tres grupos adicionales, al igual que la Escola Jaume I mientras que pasarán de dos a un solo grupo los centros Brasil, Pare Poveda y Poeta Foix.

Durante este verano se aprovechará, además, para realizar actuaciones de mejora en 69 escuelas y 11 institutos, trabajando sobre fachadas, patios, cocinas, aulas, vestidores o ascensores. Durante todo el curso se alcanzarán las 91 obras en escuelas y las 25 en institutos. La inversión en la mejora de equipamientos educativos es de 10.469.531 euros en colegios y de 2.858.782 euros en institutos para 2017. l

Consulta aquí más noticias de Barcelona.