Este dato se basa, a juicio de Faconauto, en el impulso de las operaciones de coches seminuevos, de hasta tres años, comercializados principalmente por los concesionarios, que incrementaron sus ventas en un 38,6% hasta junio, consiguiendo acaparar además el 20 por ciento del mercado.

El buen momento que atraviesan estos usados "jóvenes" se debe, en parte, al hecho de que no esté habiendo un programa de renovación del parque, lo que los hace muy competitivos para los compradores frente a los coches nuevos.

Por otro lado, a este mercado están llegando muchas unidades de menos de un año, procedentes de las muchas automatriculaciones que están haciendo los concesionarios en los últimos meses para cumplir sus objetivos. En concreto, según datos de la consultora MSI, hasta junio había un sobrestock de modelos usados de menos de un año de 26.457 unidades. Sin embargo, lo modelos de entre uno y dos años arrastran un déficit de stock de 12.621 unidades, según ha informado la patronal de concesionarios a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Para Faconauto, hay que valorar el papel que están desempeñando los coches usados en la renovación del parque. Al respecto, apunta que esta sería la línea a seguir y que debería tener su reflejo en futuros planes de achatarramiento.

Por comunidades autónomas, donde más crecieron las transferencias de usados hasta junio fue en Castilla-La Mancha (+29,2%), seguida de Canarias (+22,4%), Navarra (+20,9%), Andalucía (+19,9%), Baleares (+19,1%), La Rioja (+18,2%), Comunidad Valenciana (+18%), Murcia (+17,6%), Cataluña (+17,4%) y Comunidad de Madrid (+16,9%). Crecimientos importantes ha experimentado Aragón (+16,5%), Extremadura (+16,1%), País Vasco (+15,9%), Galicia (+15,2%), Cantabria (+14,9%), Asturias (+13,4%), Castila y León (+13,3%) y Ceuta/Melilla (+9,1%).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.