En declaraciones a los medios en Sevilla, Sanz ha señalado que no le consta "ninguna relación" de este cambio de destino con la advertencia por parte de Castaño de falta de medios ante la inmigración. "Somos muy conscientes de las necesidades en relación con la inmigración, sobre todo en un momento en el que se está multiplicando un 300 por cien".

Asimismo, ha asegurado que "no hace falta que nadie venga a decir ni a reclamar" porque "lógicamente somos muy conscientes de las necesidades" y por este tipo de circunstancias "no hay ceses, ni cambios".

Sanz ha asegurado que los cambios que se producen en la Policía corresponden "exclusivamente a cuestiones operativas y organizativas" de la propia Policía, indicando que los comisarios que están en un provincia pueden pasar a otro destino.

De igual modo, ha especificado que en los ceses se pierde la confianza y el agente queda sin destino, pero "es que ese no es el caso, este comisario va a otro destino y viene otro comisario". Sanz ha asegurado que este hecho es diario, "se producen cambios de destinos entre un comisario y otro comisario, por lo tanto responde a la normalidad operativa y organizativa de la Policía".

"Es una cosa que ocurre todas las semanas y hasta ahora no he visto yo que nadie valore que esto tenga que ver con problemas de reclamaciones en ningún caso. Son cambios que se producen todas las semanas como consecuencia lógica de destinos", ha cerrado.

Consulta aquí más noticias de Almería.