Pons visita el dique
Pons visita el dique CAIB

Durante su visita, el responsable del Govern ha destacado la colaboración recibida tanto del Ayuntamiento de Capdepera como de los pescadores, para evitar "el máximo de molestias derivadas de las obras".

Además, ha añadido que este tipo de situaciones se habrían podido evitar si se hubiera hecho "un mantenimiento del puerto los años anteriores".

En concreto, el dique de cobijo de Cala Rajada tiene "deficiencias de tipo estructural y operativo, como la importante agitación existente en el interior del puerto y el hecho que la mar sobrepase el dique", ha dicho.

TRABAJOS DURANTE LOS ÚLTIMOS SEIS MESES

Los trabajos se han realizado durante los últimos seis meses. Como paso previo, se ha ejecutado una mota de trabajo (pequeña masa de tierra compacta) para rodear y delimitar la zona afectada, antes de iniciar el saneamiento y la preparación de una base de apoyo, han explicado.

Después, se ha empezado el hormigonado del muro averiado, que se ha hecho en dos fases: primero, la parte sumergida contra los escollos y, en segundo lugar, la parte emergida mediante un encofrado de la zona abierta a la parte del mar. También se han rehabilitado unos almacenes adosados en la cara interior del dique.

Las obras han desarrollado un sistema de protección del dique y del tramo donde se ha detectado el mayor riesgo de colapso de la estructura.

Con este objetivo se ha instalado un talud formado por el núcleo, el filtro de rompeolas de 500 a 1.000 kilos, un manto de rompeolas de cinco toneladas y una capa exterior de bloques de hormigón de 18 toneladas.

La reparación del dique afectado por el temporal en el puerto de Cala Rajada ha supuesto un gasto de 1,5 millones de euros (IVA excluido).