Contenedor amarillo
Contenedor amarillo ECOEMBES

De hecho, por lo general, las madres son quienes deciden instalar los cubos de separación de residuos en los hogares, además se trata de un habito fijo en los domicilios canarios, que tienen de media 2,9 cubos para proceder al reciclaje, según se desprende del estudio sociológico elaborado por el Instituto Apolda para Ecoembes.

Asimismo, son los jóvenes canarios de entre 16 y 34 años los más comprometidos en el hábito de separar los residuos, ya que el 77,2 por ciento afirma reconocer el contenedor amarillo, así como disponer de espacio en su hogar para hacerlo.

En este sentido, los datos del estudio muestran que la sociedad canaria está concienciada con el reciclaje aunque se detectan diferencias en función del área de residencia y el número de integrantes, de la misma manera la media de espacios destinados al reciclaje tiende a incrementarse en los municipios de menor tamaño.

Además, en el estudio se analiza los aspectos que motivan al ciudadano canario para que se disponga de más espacio para el reciclaje, entre los que se encuentra el civismo (95,4%), el sentimiento de orgullo por reciclar bien (68,3%) y la mayor concienciación general de la sociedad (57,4%). Por su parte, el principal freno a no reciclar es la falta de espacio con un 16,7 por ciento.

Finalmente, los canarios identifican cada vez mejor los tipo de contenedores, ya que el 61,8 por ciento afirma asociar y tirar siempre en el contenedor amarillo las botellas, botes o garrafas de plástico y un 51,8 por ciento también los brik; mientras que las latas de bebidas (40,3%) y de conservas (35,3%) son otros de los envases que más se relacionan y depositan en este contenedor. También, los aerosoles (21,7%) y las tapas metálicas de los frascos (21,5%) son los envases que generan más dudas en los ciudadanos.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.