Cantabria no apoyará un reparto por comunidades autónomas de la cuota de bonito, como propone la Secretaría General de Pescal del Ministerio de Agricultura y Pesca y Alimentición y Medio Ambiente (MAPAMA), pues tanto el Gobierno regional (PRC-PSOE) como la flota "temen" que dicha distribución se vea condicionada por los "apoyos políticos" que territorios como Canarias y País Vasco han prestado al Estado, como los que permitieron aprobar al Ejecutivo central (PP) los Presupuestos Generales de 2017.

Así lo ha expuesto, a preguntas de los periodistas, el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria (PRC), quien ha explicado que la flota, que está "en contacto" con la Secretaría General de Pesca, "no es partidaria" de este reparto.

"No lo quiere", ha insistido el titular de esta área, quien ha apuntado que su Consejería defenderá la voluntad de la flota cántabra en este asunto, que, según ha reconocido, es una cuestión "muy importante".

Oria ha hecho estas declaraciones a preguntas de los medios en una rueda de prensa que ha ofrecido para presentar el Mercado Campurriano, que se celebrará el 29 y 30 de julio en Reinosa.

Allí, y también sobre la costera del bonito, ha pronosticado que, aunque es pronto, será "buena" si no cambian las circunstacias. Según el consejero, el bonito está "entrando poco a poco", lo que favorecerá su precio.

Sí ha señalado que el bonito ha estado cerca de la costa y ahora "se está moviendo más al norte". En este sentido, ha confiado en que los pescadores no tengan que ir "demasiado lejos" para poder capturarlo por el gasto de tiempo y combustible que eso supondría.

También, ha hablado de la pesca fluvial, que se ha podido reabrir gracias a las lluvias que causaron la subida del nivel de los ríos. Esta pesca, ha explicado, se mantendrá abierta como otros años, hasta el 31 de julio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.