Saravia, Puente y Serrano presentan el nuevo PGOU
Saravia, Puente y Serrano presentan el nuevo PGOU EUROPA PRESS

VALLADOLID, 20 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valladolid ha presentado este jueves el nuevo Plan General de Ordenación Urbana de la Ciudad (PGOU), que se aprobará en el Pleno previsiblemente este lunes, un plan "equilibrado y sensato" para un modelo de ciudad "compacta" que sea "viable y sostenible".

Así lo han defendido el alcalde, Óscar Puente, y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, quienes han estado acompañados por la funcionaria encargada de coordinar el proyecto, Irene Serrano.

Puente ha abogado por "volver a creer en la trama urbana ya consolidada" frente al modelo "fracasado" de las áreas homogéneas fuera del actual casco urbano, donde "es muy costoso" dotar de servicios a los nuevos vecindarios.

Asimismo, Saravia ha recordado que con el nuevo PGOU se aumentan en casi 20.000 el número de viviendas edificables en el casco urbano, al pasar de 163.000 a 180.000.

El plan da un papel destacado a aspectos como la integración ferroviaria, las actuaciones en el entorno de la plaza de San Pablo con el Campus de la Justicia o nuevos usos previstos para el Palacio Real o la recuperación de plazas como centros de reunión.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Puente ha reconocido la dilatación del proceso de redacción del PGOU, pero ha destacado que todo ese tiempo ha permitido el "debate" y "participación".

MODELO "MÁS FLEXIBLE"

Tras mostrarse "muy satisfecho" con el resultado obtenido, el regidor ha negado que el nuevo ordenamiento vaya a suponer la suspensión de licencias urbanísticas, puesto que se trata de un modelo "más flexible" que ofrecerá, por tanto, "más posibilidades de construir".

Asimismo, ha rechazado las críticas por la pérdida de los posibles réditos por la venta de terrenos liberados en la integración ferroviaria a favor de Adif, algo que el primer edil ve lógico cuando el Consistorio va a aportar sólo 72 millones de los "cerca de 900" que va a suponer todo el proyecto sumada la deuda y el coste de todas las obras.

Como ha destacado Óscar Puente, la elaboración del PGOU por parte de funcionarios municipales y no de una empresa, como ocurrió la anterior ocasión, ha permitido un ahorro de cerca de un millón de euros a las arcas del Consistorio, por lo que ha agradecido la dedicación de estos trabajadores.

Precisamente la coordinadora del proyecto, Irene Serrano, ha enfatizado la complejidad del proceso de redacción, para el que ha sido necesario dotarse de una "extensa base de datos", mantener reuniones con organismos y entidades como la Confederación Hidrográfica del Duero, el Ministerio de Defensa, la Junta de Castilla y León, el Arzobispado o la Universidad.

En cuanto a la integración ferroviaria, Serrano ha sintetizado que se trata de una "vuelta al Plan Rogers" ajustado a la nueva realidad del proyecto, en el que ya no se soterrarán las vías, y ha subrayado que se han recogido el 90 por ciento de las alegaciones presentadas durante el proceso participativo.

La coordinadora del equipo técnico ha aclarado que, para adaptarse a la nueva legislatura en materia ambiental, ha sido preciso reiniciar la tramitación de estos aspectos en el borrador inicial, a fin de evitar posibles problemas legales en un futuro. También ha habido que abordar las sentencias que afectan a inmuebles como el edificio Duque de Lerma o el que se levanta sobre la antigua fábrica de Piensos Cía.

NUEVOS USOS POSIBLES

El nuevo PGOU amplía los usos de suelo posibles de 21 a 50, con lo que se actualizan aquellos "obsoletos" y se da cabida a "todo lo que existe", según ha asegurado Serrano. Tras un proceso de "participación interna" en la Administración local, se han reordenado aquellas unidades previstas en el anterior texto pero cuyas actuaciones no se llevaron a cabo debido a la crisis económica y se han incluido 70 actuaciones en suelo urbano no consolidado y otras tantas en suelo consolidado.

A la hora de configurar el plan presentado este jueves, se han elaborado tres catálogos arquitectónico, arqueológico y de patrimonio natural, a la vez que se ha dado "especial atención" a zonas donde de actuación prioritaria como la Academia de Caballería y el Palacio Real, los terrenos junto al centro Zambrana, la antigua fábrica de Uralita, el entorno de La Florida y de Pinar del Jalón a fin de lograr una "unidad ecológica urbana", como ha añadido Manuel Saravia.

El concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde ha asegurado que se ha entregado una "amplísima documentación" a los diferentes grupos políticos en el Ayuntamiento sin que ninguno haya presentado "ninguna aportación".

Manuel Saravia ha abogado por "no mitificar el PGOU", ya que "no es un modelo de ciudad", sino "un marco en el que se concretan" los diferentes proyectos de la gente, en lugar de plantear "una ciudad utópica".

"Para mí el PGOU es como la pantalla en blanco del cine o la red de saneamiento, son necesaria pero no deben ser los protagonistas", ha sugerido el edil.

Saravia considera "fundamental" el "seguir apostando por el parque agroalimentario" y por desarrollar obras como el derribo de los muros de la Feria de Valladolid y su reforma para ampliar su capacidad como centro de congresos "sin llegar a construir ningún palacio".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.