El delegado E.Millo, el alcalde A.Ros, el ministro A.Nadal y el pte.M.Rajoy
El delegado del Gobierno Enric Millo, el alcalde de Lleida Àngel Ros, el ministro Nadal y el presidente Rajoy. EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reivindicado este jueves en un acto en Lleida el sentido común y la empatía entre los españoles y también entre las administraciones "frente a los caminos de ruptura que no llevan a ninguna parte".

Lo ha dicho en un discurso tras inaugurar y visitar el nuevo Parador Nacional de Lleida, donde ha expuesto que este sentido común y esta empatía son las vías por las que transita el mundo y ha concluido: "Pienso que en ello debemos estar todos".

Rajoy ha puesto el turismo como un industria ejemplar en Cataluña y en el resto de España y ha opinado que precisamente del turismo se puedan sacar muchas lecciones: "Nos ha enseñado lo importante que es abrirse al otro, a conectar con los demás, a valorarnos y aprender". Y ha apostado por "conectar con los demás" frente al absurdo de "poner balizas entre nosotros".

Frente a los caminos de la ruptura que no llevan a ninguna parte, apostamos por las vías del sentido común y la empatía"

"Es una imagen elocuente de lo mucho y muy bueno que podemos hacer juntos, de cómo nos podemos apoyar y ayudar los unos a los otros y de que eso vaya en beneficio de todos, de cómo las mejores apuestas son las que lejos de poner distancia, saben acercarnos", ha añadido.

Y eso es lo que ha reivindicado este jueves: "Frente a los caminos de la ruptura que no llevan a ninguna parte, apostamos por las vías del sentido común y la empatía porque son las únicas que nos llevan a todos mucho más lejos". "Son (ha recalcado) por las que hoy, sobre todo en el futuro, va a transitar el mundo, y pienso que así debenos estar todos".

Sin referencias explícitas al referéndum

Rajoy ha hecho esta consideración general sobre la situación de Cataluña y ha evitado referirse explícitamente al referéndum que los independentistas pretenden celebrar el 1 de octubre y a otros hechos recientes como, por ejemplo, el relevo al frente de los Mossos d'Esquadra.

El presidente ha estado acompañado por el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y han estado también presentes, entre otros, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; el acalde de Lleida, Ángel Ros, del PSC; la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, y la presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó.

Al acto había sido invitado el consejero de la Generalitat con competencias en Turismo, Santi Vila, pero éste ha declinado su presencia por motivos de agenda y el Gobierno de Puigdemont ha estado representado por su delegado en Lleida, Ramón Farré.

A la llegada de Rajoy y Nadal al Parador, dos senadores de ERC, Miguel Ángel Estradé y Xavier Castellana, les han entregado en mano sendos dvd con el programa emitido por TV3 Las cloacas de Interior, sobre la denominada Operación Cataluña.

Rajoy afirma estar tranquilo ante el 1-0

El presidente del Gobierno afirma estar tranquilo ante la pretensión de los independentistas de celebrar en Cataluña un referéndum el 1 de octubre porque asegura que no se va a llevar a cabo esa consulta. 

Rajoy ha mostrado su tranquilidad ante ese anuncio en una breve conversación informal con periodistas tras inaugurar el Parador Nacional de Lleida.

Rajoy ha evitado comentar los registros de este jueves de la Guardia Civil en el Parlament y la Generalitat en el contexto de las investigaciones del caso del 3%

Ha reiterado que la consulta que abandera el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no se va a celebrar y que él no tiene por qué hacer declaraciones estridentes al respecto.

Una consideración que va en la línea que vienen manifestando tanto él como otros miembros del Gobierno al estar convencidos de que los pasos que dé la Generalitat para convocar esa consulta serán detenidos por el Tribunal Constitucional.

Respecto a la posibilidad de mantener a corto plazo una conversación con Puigdemont, se ha preguntado para qué puede servir, cuando el presidente de la Generalitat ya ha dejado claro que lo único que quiere negociar es sobre el referéndum y, ante ello, el Gobierno central no tiene nada que hablar.

Además, ha lamentado, tal y como ya había expresado en algunas de sus últimas declaraciones en torno a la situación de Cataluña, que Puigdemont esté relevando a los moderados que había en la Generalitat para situar en su lugar a afines a sus tesis sobre el referéndum.

Rajoy ha evitado comentar los registros de este jueves de la Guardia Civil en el Parlament y la Generalitat en el contexto de las investigaciones del caso del 3% por la implicación del exconseller Germà Gordó.

Se ha limitado a señalar que se trata de una actuación consecuencia de una decisión judicial y él hace mucho tiempo que no expresa su opinión sobre este tipo de decisiones.


Consulta aquí más noticias de Lleida.