Así lo ha manifestado la consejera de Fomento, Agustina García Élez, tras la reunión que ha mantenido este jueves con representantes de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental (JCRMO), para abordar esta iniciativa de los regantes de Murcia por la que han mostrado "su malestar" ante "el déficit de 195 hectómetros cúbicos (hm3)" del río Júcar, que "ya soporta tres trasvases".

"Vamos a defender que el agua se quede en Castilla-La Mancha. Cada gota de agua que se va por el trasvase hace que en la región no se genere desarrollo, riqueza y empleo y se vaya a otra comunidad", ha lamentado la titular de Fomento, que ha incidido en que las zonas de Albacete y Cuenca por la que discurre el Júcar se ven afectadas por la situación de "déficit que presenta".

"No digo que otros regantes no necesiten agua, pero es que hay otras alternativas. No nos oponemos a colaborar, participar y elaborar otras alternativas, una de ellas es la desaladora, más barata que lo tendrían que pagar por el precio del agua que se llevan. Si ahí está la alternativa, úsenla", ha reclamado García Élez en este sentido.

"ES UN ERROR"

Por su parte, el presidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental, Herminio Molina, señala que han conocido esta propuesta de los regantes de Murcia a través de la prensa y que nadie ha planteado este tema a la Comunidad Autónoma. En este sentido, ha aseverado que es "un error" que "alguien piense que el Júcar puede ayudar a otros territorios".

"El plan de la cuenca del Júcar establece que cuando se hace el balance de este río pasa de ser, en principio excedentario, a quedar con un déficit de 195 hectómetros cúbicos en su balance cuando tiene que atender los trasvases Júcar-Palencia, Júcar-Turia y Júcar-Vinalopo", ha explicado Molina.

Por Castilla-La Mancha pasa el 75 por ciento de este río, un dato por el que el presidente de la JCRMO ha considerado que la región tiene "mucho que decir cuando alguien plantee que pueda salir más agua del río hacia otro sitio".

LOS TRASVASES EXCEDENTARIOS A LA PROPIA CUENCA

"Los caudales que se vierten al Mediterráneo son caudales ecológicos que se consiguen gracias a una gestión que se está haciendo del Júcar, y si en algún momento se consideran excedentarios, nosotros ya hemos planteado que se pueden revertir a la cuenca del Júcar para cubrir parte de los déficits que se nos han asignado en el plan hidrológico", ha sostenido Molina respecto a la idea de los regantes de trasvasar 50 hm3 al año de esta cuenca.

Ante este planteamiento, también ha incidido en la repercusión del cambio climático, que produce "una minoración que hay que tenerla en cuenta" y que a los regantes no les va a repercutir en "una restricción" gracias al acuerdo "blindado de abastecimiento y del convenio de Alarcón".

"Tenemos que estar muy vigilantes de qué va a pasar con el agua del Júcar, de a quién se va a destinar cualquier hectómetro que se considere excedente", ha advertido Molina, al tiempo que ha recordado "la importantísima actuación que queda realizar en la región respecto a la sustitución de bombeos y los nuevos regadíos comprometidos y la redotación de los existentes".

Por todo ello, Molina ha sostenido que los territorios "con problemas deben mirar los recursos disponibles y no ver los trasvases como una garantía, ya que sería un problema para todos, para ellos y para los que ceden el agua".

Consulta aquí más noticias de Toledo.