Donald Trump
El presidente estadounidense Donald Trump tras su discurso durante la primera reunión de la Comisión Asesora Presidencia sobre Integridad Electoral. MICHAEL REYNOLDS / EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha acusado este jueves al fiscal general, Jeff Sessions, de ser "injusto" con él, y ha asegurado que si hubiera sabido que no iba a encabezar la investigación sobre los vínculos de su equipo electoral con Rusia no lo habría elegido para el puesto.

Así lo ha señalado el presidente Trump en una entrevista con The New York Times publicada este jueves en la que se refiere, entre otros temas, a las investigaciones sobre los contactos del equipo de Trump con representantes rusos durante la campaña electoral que culminó con su victoria en las urnas.

Sessions, también titular del Departamento de Justicia y una de las figuras claves en el equipo de Trump, optó por quedar al margen de esa investigación, que encabeza Robert Mueller.

"Francamente, creo que es muy injusto para el presidente, y ése es un término suave", ha afirmado Trump sobre la decisión de Sessions de apartarse de la investigación. "¿Por qué asumes una labor y luego declinas hacerlo?", se ha preguntado Trump en la entrevista, que ha concedido cuando se cumplen seis meses de su llegada a la Casa Blanca.

"Sessions nunca tendría que haber declinado (encabezar la investigación), y si iba a recusarse, me lo tendría que haber dicho antes de que asumiera el puesto y habría elegido a otro", ha agregado el presidente de EE UU, para el que la investigación, en la que Sessions también estaba implicado, se ha convertido en un quebradero de cabeza por las revelaciones de que miembros de su familia, como su hijo Donald, se entrevistaron con mandatarios rusos con la intención de obtener información secreta que pudiera manchar la carrera de la candidata demócrata, Hillary Clinton.

"Esto es sobre Rusia"

Sobre el papel de Robert Mueller, el fiscal especial encargado de investigar la trama rusa, Trump ha señalado que debe centrarse en los vínculos con los rusos y no ir más allá. Para el presidente, si Mueller llegase a extender la investigación a las finanzas de la familia Trump, estaría incurriendo en una "violación" de su mandato. "Esto es sobre Rusia", ha insistido Trump.

Sin embargo, el presidente no ha expresao en ningún momento su intención de pedir al Departamento de Justicia que destituya a Mueller, a pesar de que está al frente de una oficina expuesta a conflictos de intereses.

El presidente Trump ha vuelto a insistir en que, según tiene entendido, él no está bajo investigación. "Yo no hice nada malo", ha señalado el presidente.

"Comentarios amables" con Putin en el G20

Donald Trump también se ha referido a la polémica surgida por su conversación con su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante una cena como parte de los actos de la reciente cumbre del G20 en Alemania, un encuentro del que inicialmente no se informó de forma oficial.

Trump ha asegurado que sólo habló con Putin durante unos quince minutos, la mayor parte sobre "comentarios amables", aunque también sobre "adopciones", aunque sin entrar en detalles.

Rusia prohibió que los estadounidenses pudieran adoptar niños rusos en 2012 como represalia por las sanciones económicas de la Casa Blanca a las autoridades de Moscú.

En la entrevista, que se prolongó unos 50 minutos en el despacho presidencial, Trump ha insistido en que se acercó a Putin porque su esposa, Melania, estaba sentada junto al presidente ruso.