En la cocina
En la cocina. LA GULATECA

Reconocidos chefs internacionales y expertos en biodiversidad se reunieron hoy en Xochimilco, en el sur de la Ciudad de México, para discutir los retos que plantea la relación del ser humano con las demás formas de vida y el papel de la gastronomía en su preservación.

Bajo el lema "Biodiversidad, medioambiente y sociedad", unos 200 especialistas de diversos países, incluyendo a México, Argentina, Brasil y Venezuela, compartieron experiencias, visiones y testimonios desde un enfoque interdisciplinario.

Intervinieron chefs como Joan Roca (España), Gastón Acurio (Perú) o Michel Bras (Francia) entre otros. El encuentro se llevó a cabo en chinampas, una especie de islas artificiales del México prehispánico utilizadas para el cultivo de flores y verduras.

Uno de los temas centrales del simposio fue el relativo a "cómo la gastronomía puede contribuir a la defensa de la biodiversidad, cómo proponer alternativas orgánicas" a los métodos industriales de producción, como el cultivo de transgénicos, dijo Sasha Correa, del Basque Culinary Center (BCC), con sede en San Sebastián.

El encuentro, una iniciativa del chef mexicano Enrique Olvera y el BCC, cerró las actividades de la reunión anual de esta institución dedicada a impulsar la gastronomía como palanca de desarrollo socioeconómico.

El pasado 17 de julio se anunció que la chef colombiana Leonor Espinosa ganó el Basque Culinary World Prize por su trabajo en favor de los indígenas de su país y la biodiversidad, según informó el director del BCC, Joxe Mari Aizega.

El premio, dotado con 100.000 euros, fue otorgado a Espinosa en reconocimiento a su trabajo que vincula el campo con la ciudad, por su respaldo a los indígenas y a la comunidad afroamericana de su país, así como su promoción de la biodiversidad, explicó.

El Basque Culinary World Prize, que en su segunda edición fue anunciado desde México, es un premio promovido por el Gobierno del País Vasco (España) y el BCC para distinguir a chefs con "iniciativas transformadoras".