Miguel Blesa
El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, en una fotografía de archivo. BALLESTEROS / EFE

La situación económica en el día a día de Miguel Blesa, el expresidente de Caja Madrid que este miércoles ha sido hallado muerto de un disparo en el pecho en una finca de caza en Córdoba, era muy precaria, según ha sabido 20minutos de fuentes cercanas al fallecido.

Blesa tenía embargadas todas sus cuentas bancarias, por su imputación en distintos procedimientos judiciales, y llevaba meses pidiendo uno a uno permisos a cada juez de sus casos para poder atender pagos cotidianos, “desde el seguro del coche al recibo de la luz de su casa”.

Esta precariedad económica habría afectado mucho en las últimas semanas al estado de ánimo de Blesa, según las fuentes consultadas.