En su denuncia ante el Comité de Seguridad y Salud Laboral del Ayuntamiento, el sindicalista ha indicado que esta situación supone un "riesgo", tanto para los trabajadores "como para los usuarios del centro, ya que de la existencia de esta plaga de roedores se pueden desprender problemas para la salud, transmitiendo enfermedades, ya sea por su mordedura, como por la inhalación de sus heces, orina y vomito", sin olvidar "las enfermedades que portan los parásitos que tienen dichos roedores".

Por eso, el delegado de CTA lo pone "en conocimiento" del citado Comité de Seguridad y Salud Laboral del Consistorio, "para que tome cuantas medidas sean necesarias para acabar con este foco de infección, tanto para los trabajadores, como para los usuarios".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.