Por eso, la formación se ha decantado por el transporte público de calidad y animar a la sociedad a reducir el uso del transporte privado.

En este sentido, la formación ha afirmado que la presión sobre las carreteras de Baleares aumenta cada temporada turística. En 2016, según una noticia hecha pública por la Conselleria de Territorio del Consell, la Vía de Cintura de Palma soportaba un tránsito de 180.000 vehículos al día.

Esta situación es negativa tanto para las personas como para el medio ambiente, han añadido.