Al plenario ha salido el propio portavoz, Luís Villares, a defender su visión y a reiterar su oferta de pacto, que no ha sido tenida en cuenta; mientras el texto de 'Recuperar En Marea', concebido como una enmienda a la totalidad, ha sido presentado por Antón Dobao.

Durante la intervención de Villares han sido constantes las llamadas a la "incorporación total" de las enmiendas de los críticos y, de hecho, ha apelado al "principio de fraternidad" como forma de construir un "frente amplio de izquierdas".

No obstante, Antón Dobao ha objetado que las líneas de los dos documentos son "incompatibles", ya que su grupo se opone a la deriva hacia "un partido clásico" que ha tomado, a su juicio, la formación rupturista.

"No es un debate de una persona o de cargos. Es un debate de lo que somos y queremos ser", ha incidido Dobao, para luego criticar que, a lo largo de los últimos meses, En Marea haya "transigido" y derivado hacia "un partido clásico", lo que contradice al espíritu de "unidad popular" que, según esta línea, "no puede morir en una coalición electoral".

"NO NOS OBLIGUÉIS A ESCOGER"

Tras esto, Villares ha vuelto al estrado para censurar que, en la exposición de la enmienda a la totalidad, los críticos no habían argumentado "en qué consistía la imposibilidad de acumular un documento a otro". "No nos obliguéis a escoger", ha pedido.

"Ésta es una enmienda es a la totalidad de la propuesta política", ha respondido Dobao, quien ha remarcado el carácter "contradictorio" de los textos, ya que los críticos proponen "una manera de entender este espacio de forma diferente".

Xosé Manuel Beiras, quien esta misma semana había expresado su apoyo a las tesis políticas del documento 'Recuperar En Marea' a través de las redes sociales, ha pedido intervenir al término del debate, aunque no le fue concedida la palabra al no haberlo solicitado por las vías establecidas por el reglamento del plenario.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.