Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, la Concejalía de Derechos Sociales, que dirige Jemi Sánchez, ha ofrecido una serie de recomendaciones para combatir los efectos que pueden derivarse de las altas temperaturas.

Las observaciones generales pasan por el consumo de líquidos, beber agua aunque no se tenga sed y eludir las bebidas con cafeína, alcohol y demasiado azúcar; ingerir ensaladas, verduras y frutas y evitar las comidas grasas; cerrar ventanas y bajar persianas sobre las que de el sol o a las horas de más calor; permanecer en las habitaciones más frescas de la vivienda y procurarse un ventilador en la estancia donde se encuentre, entre otros.

Asimismo, recomiendan refrescarse el cuerpo (manos y cara, sobre todo); no usar planchas, secadores u hornos durante las horas de temperatura extrema y nunca quedarse dentro de un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra.

El Ayuntamiento aconseja, en caso de salir a la calle, protección adecuada, como uso de sobrero, gafas de sol, ropa ligera (de algodón o lino), amplia y de colores claros; calzado cómodo y transpirable; uso de cremas de factor alto; sortear los transportes muy llenos y sin aire acondicionado y no realizar esfuerzos físicos que generen intenso sudor durante las 12,00 y las 19,00 horas.

La persona que irremediablemente trabaje a pleno sol es conveniente que se cubra la cabeza con un sombrero y vista ropa transpirable.

La concejala Jemi Sánchez sugiere prestar "una atención especial" a bebés, personas mayores, enfermas, dependientes o que vivan solas.

A tal efecto, apunta la conveniencia de consultar con personal sanitario en el caso de presentar síntomas de debilidad, fatiga, mareos, náuseas o desmayo que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas, ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Granada.