Se trata, según ha indicado la Xunta en un comunicado, de "sencillas recomendaciones" para que la gestión sostenible del desecho viaje con los ciudadanos y se haga efectiva en cualquiera parte del mundo en la que se encuentren.

De este modo, el decálogo comienza con la oportunidad que nos ofrece el tiempo libre para vaciar armarios y cajones y hacer provisión de lo inservible para después depositarlo en los puntos de recogida apropiados.

Asimismo, se incide en la necesidad de poner freno al usar y tirar, tan habitual en los 'picnics', comidas en la playa y meriendas en el campo. Esto se puede lograr sustituyendo las vajillas de plástico por su versión reutilizable (loza, cristal, acero, etc.) y con larga vida.

La lucha contra el abandono de residuos en entornos naturales, y que se acrecienta en verano debido a una climatología más benévola para disfrutar de actividades al aire libre, debe estar también muy presente, al igual que lo debe estar la recogida selectiva.

El autocompostaje se erige igualmente en una "magnífica solución" para el tratamiento de la materia orgánica. Las viviendas con jardín y huerto constituyen el "escenario idóneo", ha indicado la Xunta, para elaborar abono de alta calidad a partir de los residuos orgánicos y utilizarlo de nuevo como fertilizante natural.

Estas son algunas de las medidas que propone el decálogo lanzado por la Consellería de Medio Ambiente y por Sogama.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.