Los trabajos se realizarán tanto en el exterior como en el interior del edificio. Por una parte, se actuará en el patio del inmueble, donde se rehabilitará el suelo para permitir que el agua evacue de manera correcta y evitar que se estanque, según indican en nota de prensa desde el Ejecutivo autonómico.

Además, señalan que la lluvia está generando problemas en la cubierta. En este sentido, se intervendrá en la impermeabilización para evitar las filtraciones y las humedades en el interior del edificio. Además, se sustituirán las bajantes y los canalones.

Asimismo, en lo que se refiere al exterior del inmueble, se repararán los desconchones de las paredes y se pintarán todas las fachadas.

Por su parte, en el interior se llevarán a cabo trabajos para eliminar las barreras arquitectónicas existentes. Se colocarán nuevas barandillas en las escaleras, aumentando los huecos de paso y se construirán dos aseos accesibles.

Consulta aquí más noticias de Asturias.