Según el escrito de Fiscalía los hechos ocurriendo en 2013 y los acusados, principalmente, se dedicaban a la venta de sustancias estupefacientes -cannabis, cocaína, MDMA, ketamina y 2C-B- y en sus domicilios se encontró diversa cantidad de alguna de estas sustancias.

A los acusados, además, se les piden diversas multas, llegando alguna de ella a los 30.000 euros. Esta, en concreto, es para uno de los acusados a quien se le encontró un total de 1.000 comprimidos de MDMA en su casa.

Cabe resaltar que los registros que se realizaron tuvieron lugar en las localidades en distintos puntos de los términos municipales de Santa Eulària des Riu, Sant Josep.