Un barco de la ultraderecha patrullará el Mediterráneo para impedir el rescate de emigrantes

  • Jóvenes europeos de la extrema derecha quieren "vigilar" a las ONG.
  • Acusan a las organizaciones de estar en contacto con los traficantes.
  • No se interesan por el derecho de estado de refugiado de las personas que huyen de guerras como la de Siria.
Imagen de archivo de un rescate de migrantes en el Mediterráneo.
Imagen de archivo de un rescate de migrantes en el Mediterráneo.
PROACTIVA OPEN ARMS

El movimiento de extrema derecha 'Generación Identitaria', formado por jóvenes de nueve países europeos, prevé zarpar con un barco la próxima semana desde el puerto de Catania, en Sicilia, para patrullar el Mediterráneo con el objetivo de "vigilar" a las ONG y devolver a Libia a los emigrantes que encuentren.

El portavoz del movimiento en Italia, Lorenzo Fiato, aseguró que el barco C-Star y la tripulación que han contratado partió desde Yibuti y llegarán al puerto de Catania el próximo 18 de julio, y que el día 19 o 20 de este mes podrán zarpar hacia aguas internacionales frente a las costas de Libia.

El movimiento, que aunque asegura no tiene ningún referente político, abraza ideologías identitarias y de extrema derecha, y ha conseguido financiarse con recogida de fondos en internet.

En un principio se les cerró la recogida de fondos que habían comenzado con PayPal, pero han conseguido abrir otros frentes de donación, han superado los 100.000 euros y esperan seguir acumulando donaciones "para poder estar en el mar el mayor tiempo posible", asegura Fiato.

El objetivo de esta iniciativa, que han bautizado como 'Defend Europe' (Defender Europa), es "el de controlar a las ONG" que se encuentran en el Mediterráneo para rescatar a los inmigrantes y llevarles a un puerto seguro en Italia.

"De esta manera desmentiremos la narrativa de que ayudan y aseguraremos que están en contacto con los traficantes", explicó Fiato, que desde hace algunos días está en Catania organizando la salida del barco.

Otro de sus objetivos es "interceptar" los barcos de migrantes para "después contactar a la Guardia Costera Libia y devolverlos a ese país y para que puedan ser así detenidos los traficantes".

Fiato asegura que para esta "misión" no tienen que tener ninguna autorización de las autoridades italianas y que tampoco han contactado a la Guardia Costera libia, pero aseguran que cuando realicen su primera operación no habrá problemas en entrar en aguas libias y devolver a los migrantes de donde salieron.

Al portavoz del grupo no parece importarle el futuro de las personas que harán regresar a Libia después de que estas han gastado todo su dinero en el viaje. Explica que así "tendrán la opción de volver a sus países o volver a intentarlo" porque, dice, "no sé si es verdad que no tienen dinero, visto que han pagado un capital a los traficantes".

Tampoco le interesa si las personas que recogerán pueden tener derecho al estado de refugiado por provenir de un país en guerra como Siria.

"De esto se ocuparán las autoridades libias, que tienen acuerdos con Italia para poder hacer esa labor", asegura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento