Crema solar
Es recomendable aplicarse crema cada un mínimo de dos horas. GTRES

Tomar el sol tiene beneficios para la salud. Por ejemplo, estimula la producción de vitamina D, indicada para fortalecer los huesos y dientes; corrige algunos problemas de la piel como acné y psoriasis; fortalece el sistema inmunológico porque aumenta el número de glóbulos blancos; disminuye la presión arterial; también equilibra los niveles del colesterol; aumenta la sensación de bienestar y la piel resulta más bonita.

Pero el gran astro se puede volver en nuestra contra si no se toman las precauciones debidas. La incidencia del cáncer de piel ha aumentado un 38% en los últimos cuatro años. En España aparecen unos 4.000 nuevos casos de melanoma cada año.

Este tipo de patologías y otras se pueden evitar siguiendo unas recomendaciones médicas básicas que te resumimos a continuación.

Exposiciones cortas. El primer baño de sol de la temporada estival debe ser de unos 15 minutos. Después se pueden ir añadiendo 5 minutos, pero siempre con un máximo de media hora cada jornada. Así todo serán beneficios para nuestro cuerpo. Lógicamente, en invierno hay que emplear más tiempo.

En España aparecen unos 4.000 nuevos casos de melanoma cada año

Siempre hay que evitar la franja horaria que concentra las radiaciones más dañinas, que oscila entre las 12 de la mañana y las 5 de la tarde.

Protectores. La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) afirma que un protector solar debe contener filtros ultravioleta (UV) para que detengan las radiaciones UBV y UVA. Aunque existen varias versiones (crema, loción, gel, spray...) todas son efectivas.

Pero hay que comprarlos en los establecimientos de venta autorizados para "evitar riesgos, como quemaduras, foto envejecimiento o cáncer de piel", según Stanpa. "Las marcas garantizan que los ingredientes, la composición, el envase y el proceso de fabricación cumplen con todos los requisitos de la legislación europea, una de las más avanzadas y exhaustivas", explican. En 2016 las ventas de los solares crecieron un 9%.

Aplicación y tipo de SPF. Para mayor efecto, el protector se tiene que aplicar una media hora antes de tomar el sol. Cada tipo de piel requiere unas necesidades específicas y debemos tenerlo en cuenta antes de adquirir el artículo.

Las cremas solares se dividen entre las que contienen factores de cuidado bajo (oscilan del 6 al 10); medio (del 15 al 25); alto (del 25 al 50) y muy alto (+50). Los niveles más reducidos son más apropiados para pieles, cabellos y ojos más oscuros, y los más altos para pieles, cabellos y ojos más claros. Para los niños y las personas mayores es recomendable el máximo SPF (Sun Protection Factor).

En todos los casos, el producto se tiene que volver a aplicar aproximadamente cada dos horas, o incluso con mayor frecuencia si nos bañamos o mojamos a menudo.

Cuando tomamos el sol se produce una pérdida de agua

Caducidad. Ojo con guardar lo que sobra de un año para otro. Normalmente caduca a los 12 meses y una vez pasada la fecha la eficacia no es la misma. Fíjate en el símbolo que recoge el envase.

'After sun' e hidratación. Cuando tomamos el sol se produce una pérdida de agua que hay que restablecer. Por eso, es tan importante defender como hidratar la piel. El after sun tiene que usarse siempre tras una exposición solar, aunque no se haya producido quemadura. Actuará como freno del envejecimiento de la piel, ayudará a prolongar el bronceado y estimulará las defensas de la dermis. Está indicado tanto para el rostro como para el cuerpo.

Una crema hidratante puede reparar igualmente la piel, aunque no contiene algunos efectos del after sun, como el calmante.

Más hábitos. Stanpa asegura que "ningún producto ofrece una protección absoluta. Por lo que es fundamental acompañarlo con otros buenos hábitos como protegerse con ropa, un sombrero y gafas de sol con filtros UV".

La culpa fue de Chanel

La asociación española de cosmética y perfumes asegura que fue en los años veinte cuando el bronceado se puso de moda, coincidiendo con un viaje de Coco Chanel y la cantante Josephine Baker a Cannes donde aparecieron muy morenas.

A partir de entonces se empezaron a fabricar protectores solares, y es en 1992 cuando se comercializan los productos con SPF de más de 50.

Los productos más eficaces

L'Oréal. Según Eroski Consumer, ofrece una buena protección y cuenta con una adecuada cantidad de filtros. Desde 42,77 € / 1 l.

La Roche Posay. La OCU coloca este solar con SFP 30 en el primer puesto del ranking de cremas con igual protección. Desde 10,14 € / 100 ml.

Garnier Delial. Es un espray indicado para niños, aunque puede usarlo toda la familia, y con SPF de 50+. Sin fragancia . Desde 7,50 € / 100 ml.

Ecran. El de toda la vida. El producto ha mejorado con los años y los hay con diferentes propiedades. Desde 6,4 € / 400 ml.