Lula
El expresidente Lula da Silva durante su discurso tras conocerse su condena. Miguel Schincariol/ AFP

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha confirmado este jueves su intención de presentarse a las elecciones de 2018 como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), un día después de ser condenado en primera instancia a nueve años y medio de cárcel por corrupción.

"Quiero decir a mi partido que voy a reivindicar mi derecho a situarme como aspirante a la Presidencia de la República en 2018", ha anunciado Lula, en un discurso ante seguidores en el que ha denunciado los intentos de una parte del sector político y judicial por "apartarle del juego político".

Los derechos democráticos están siendo tirados la basuraEn este sentido, ha defendido su inocencia y ha negado irregularidades en relación al tríplex de Guarujá (Sao Paulo), supuestamente vinculado a una trama de corrupción y sobornos en torno a la empresa Petrobras. Para Lula, todo el caso se ha cimentado sobre una "mentira", según medios brasileños.

"La única prueba que existe en este proceso es la de mi inocencia", ha proclamado Lula, que se sienta víctima de un "golpe" político que se habría iniciado con el cese de su sucesora, Dilma Rousseff, apartada del cargo tras un 'impeachment' o juicio político.

Lula denuncia una "cacería" judicial que está "destruyendo la democracia" y afirma que las investigaciones de corrupción que desde hace más de tres años golpean a la élite política y empresarial del país han convertido a Brasil en un "Estado casi de excepción, en el cual los derechos democráticos están siendo tirados la basura".