El libro que sobre el juicio del 11-M ha escrito la periodista Elisa Beni, esposa del presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, y que sale mañana a la venta ha sido recibido con desagrado entre las víctimas de la masacre y entre los compañeros del magistrado en la Audiencia Nacional.

Ante las críticas que está recibiendo el libro, EFE se puso en contacto con la autora pero esta declinó hacer comentario alguno para no entrar en polémicas.

En declaraciones a Efe, la presidenta de la asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón, ha manifestado que le ha producido "tristeza" que se haya publicado este libro, titulado "La Soledad del Juzgador. Gómez Bermúdez y el 11-M", y se pregunta "a quién van a ir los beneficios" de su venta.

"Ya hemos tenido bastante con la teoría de la conspiración y con todos los periódicos que se han vendido como para que ahora se saque un libro" ha lamentado Manjón, que ha añadido que no le parece "serio" la publicación de este libro por parte de la mujer de Gómez Bermúdez, que además es jefa de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Manjón criticó además la sentencia del 11-M señalando que "no se puede poner una vela a Dios y otra al diablo, y a ti no te doy ETA y a ti no te doy Irak, cuando los que estamos en medio somos las víctimas", y añadió que por mucho que "se critique al juez Juan del Olmo (instructor del sumario) este "ha sido más valiente y mucho más independiente que los juzgadores" al explicar cual fue la causa.

"Aquí Superman (en alusión a Gomez Bermúdez) no hay nadie ni superjueces tampoco. Aquí hay tres magistrados (los tres que componían el tribunal) que dictan una sentencia no condenando a 'El Egipcio'", acusado que era considerado inductor del 11-M, y que, según Manjón, ha sido absuelto por el tribunal en un "error tan garrafal" que serviría para escribir "todo un libro".

Tampoco ha sido buena la acogida que ha tenido el libro entre los compañeros de Gómez Bermúdez en la Audiencia Nacional. Jueces y fiscales, cuya identidad no han querido que fuera desvelada, lo han calificado de "frívolo" porque "después de lo que ha supuesto esto para las víctimas, definir el juicio del 11-M como una carrera de Formula 1 es cuanto menos una frivolidad".

Este comentario ha surgido porque en uno de los capítulos, Beni llega a comparar a su marido con el campeón español de Formula 1 Fernando Alonso.

Algunos creen además que un libro así hace daño a la institución que representa la Audiencia Nacional y lo han calificado de "chascarrillos de alcoba" y de "declaración de amor", ya que la periodista se lo dedica "a mi amor sobre todas las cosas".

A muchos de los jueces y fiscales no les han parecido correctos los comentarios que hace Beni de otros compañeros de su esposo y creen también que "si desvela aspectos de las deliberaciones" ello podría acarrearle problemas a Gómez Bermúdez.

Consideran que "no debería haber contado conversaciones privadas", en referencia a que el libro reproduce un diálogo telefónico entre el juez y la fiscal Olga Sánchez y aseguran que sus compañeros de tribunal Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás están molestos con esta publicación.

Los directamente aludidos han declinado hacer cualquier tipo de comentario y tanto Del Olmo como Sánchez se han limitado a señalar que no tenían nada que decir de "ese libro", lo mismo que ha hecho Baltasar Garzón, quien ha indicado que "no voy a perder tiempo en hablar de ese libro", y la jefa de prensa de la Audiencia Nacional Maite Cunchillos, que tampoco se ha querido pronunciar