Caballo, Eadweard Muybridge
La secuencia de Eadweard Muybridge en la que puede verse un caballo galopando y que ha sido introducida en el ADN de una bacteria. EADWEARD MUYBRIDGE / WIKIMEDIA COMMONS

Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard (EE UU) ha conseguido insertar imágenes en movimiento en el genoma de una bacteria, según un estudio publicado este jueves en la revista Nature.

Los científicos aseguran que es posible "el almacenamiento de información en el ADN" y demuestran que es posible codificar imágenes sustituyendo los píxeles de dicha imagen por nucleótidos (moléculas orgánicas) de ADN que se incluyen en el genoma de las bacterias. A posteriori, los investigadores son capaces de recuperar estas imágenes con un 90% de su resolución original.

No es la primera vez que los investigadores consiguen introducir algo en el ADN. Los científicos consiguieron insertar todos los sonetos de William Shakespeare en una molécula y, el genetista George Church, uno de los autores de este nuevo estudio, consiguió codificar uno de sus libros en el ADN de una bacteria y fabricar 90.000 millones de copias.

Esta vez, los científicos han conseguido insertar una película de Eadweard Muybridge en la que puede verse a un caballo corriendo. Unas imágenes que se convirtieron en el antecedente del cine.

Este avance podría servir para programar a las bacterias para que registren la actividad de las células del cuerpo humano y crear una "película" sobre la vida de cada célula.