La reina Isabel II ha hecho entrega al Rey Felipe VI de España de la Orden de la Jarretera, la máxima distinción del Reino Unido y la más prestigiosa y antigua orden dinástica del mundo junto a la española del Toisón de Oro.

Felipe VI lucirá la distinción por vez primera esta noche, en la cena de gala que ofrecerá la soberana británica en honor de los Reyes de España en el Palacio de Buckingham para completar la primera jornada de su visita de Estado al Reino Unido.

La Orden de la Jarretera fue creada por el rey Eduardo III en 1348 y cuenta con 22 miembros, a los que se suman ocho caballeros y damas pertenecientes a la familia real británica y siete monarcas extranjeros, entre ellos el Rey Juan Carlos, que recibió la distinción en 1988.

Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, compartieron un almuerzo privado en palacio con sus invitados, después de visitar juntos una muestra de objetos españoles de la colección real expuestos en la Picture Gallery, entre los que se encuentran retratos de Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia, así como medallas conmemorativas del enlace matrimonial que unió a las dos familias reales en 1906.

Con ocasión del almuerzo, los Reyes obsequiaron a Isabel II con una colección de cartas que recogen la correspondencia entre Alfonso XIII y Victoria Eugenia durante su noviazgo, escritas en inglés y francés, y entregaron al duque de Edimburgo una capa española.

Primera visita de Estado

Isabel II recibió oficialmente este miércoles a los reyes de España en la sede de la Guardia de Honor, en el centro de Londres, en la primera visita de Estado de un monarca español al Reino Unido desde 1986.

En una tradicional ceremonia y en un día nuboso en Londres, la jefa de Estado británica, acompañada por su marido, el duque de Edimburgo, y los ministros de su Gobierno, recibió con todos los honores a los reyes españoles.

Isabel II, de 91 años y vestida de rosa, presentó a Felipe VI a la primera ministra británica, Theresa May, y al resto de los ministros, antes de que el rey de España procediera al paso de revista de tropas del Primer Batallón de la Guardia Irlandesa.

Al ser recibido oficialmente, el rey Felipe VI, de 49 años, dio un beso a la monarca británica.

A continuación, la reina Letizia, vestida de color amarillo y una pamela a juego, saludó a Isabel II y al príncipe Felipe de Edimburgo, de 96 años.

Tras presentar a los ministros de su Gobierno, se escuchó el himno nacional de España en la sede de la Guardia de Honor, en una colorida ceremonia a cargo de los guardias con uniforme rojo.

Como es tradición, el rey Felipe VI, acompañado por el príncipe británico consorte, pasó revista a la guardia irlandesa, mientras la reina Isabel II conversaba con doña Letizia.

A la ceremonia asistieron también el príncipe Carlos, heredero de la corona británica, y su esposa, la duquesa de Cornualles, quien iba con un vestido en color natural y pamela a tono.