7 de julio. Ejército republicano parado frente al Guadarrama
 Javier Marquerie Bueno. 7 de julio. Ejército republicano parado frente al Guadarrama. Imagen de la exposición Barro Rojo JAVIER MARQUERIE BUENO

La batalla de Brunete, que se desarrolló entre el 6 y el 25 de julio de 1937, está considerada como uno de los enfrentamientos más sangrientos de la guerra civil española. Cuando se cumplen 80 años de este trágico episodio el fotógrafo Javier Marquerie Bueno propone una revisita en la exposición Barro rojo, que puede verse hasta el próximo 14 de septiembre en la galería StandArte de Madrid.

Incluida en la sección OFF del festival PHotoEspaña, la muestra documenta desde el presente la cruenta batalla – que se saldó con más de 37.000 bajas entre muertos y heridos de los dos bandos-.  A través de 33 fotografías tomadas en el mismo lugar, en las mismas fechas y a la misma hora que se produjeron los acontecimientos.

Durante 21 días, Marquerie fotografió los lugares donde tuvo lugar la batalla, siguiendo escrupulosamente los pasos de las divisiones del Ejército Popular de la República. Con esta serie, el artista culmina un proyecto que comenzó en enero de 2006 en forma de blog y para el que ha ido acumulando información y objetos que aparecen en algunas de las imágenes durante una década. El resultado es una exposición que da testimonio del paso del tiempo y pone de manifiesto como la sociedad da la espalda a su propio pasado reciente.

Marquerie también rinde homenaje a la fotógrafa Gerda Taro, primera fotoperiodista mujer que cubrió un frente de guerra y una de las dos personas (la otra fue su pareja Endre Ernö Friedmann) que inventaron el personaje de Robert Capa. El último día de la ofensiva, un tanque republicano la atropelló perdiendo la vida poco tiempo después. La última fotografía de Barro rojo es la tomada en el lugar donde ocurrió el accidente, a las 16:30 del día 25 de julio, convirtiendo toda la propuesta en un homenaje a esta pionera del género.