Pamplona recupera cierta calma tras la afluencia de visitantes durante el fin de semana y ya en el ecuador de los sanfermines celebra este lunes el Día Infantil de las fiestas. Una jornada que arranca con el encierro con toros de la ganadería gaditana Fuente Ymbro, que se caracteriza por tener unos animales grandes y muy rápidos, del gusto de Pamplona, emparentados con los de Jandilla, con una estadísticas muy limpias de apenas cinco cornadas en doce encierros.

Cumpliendo lo que se esperaba de ellos, la carrera ha sido rápida, la más veloz hasta el momento este año, y bastante limpia, aunque ha habido muchas caídas, sobre todo en el tramo de Telefónica. Los morlacos han corrido agrupados durante todo el recorrido. Ha sido, no obstante, una carrera complicada en algunos momentos.

Se ha confirmado el traslado de dos heridos al complejo hospitalario de Navarra. Hasta el momento dos traslados al hosptal de navarra. Uno con una contusión en el brazo y otro con una contusión maxilofacial. Ambos están leves y se espera que sean pronto dados de alta.

Ni en la carrera que protagonizaron los toros de esta ganadería en los Sanfermines de 2016 ni en la de 2015  hubo heridos por asta de toro.

Los toros, un colorado, dos castaños y tres negros, serán lidiados por la tarde por los diestros Juan José Padilla, El Fandi y Manuel Escribano.

Consulta aquí más noticias de Navarra.