Mecano
José María Cano, Ana Torroja y Nacho Cano, componentes de Mecano. AGENCIAS
No serán ni los primeros ni los últimos. La historia musical de nuestro país --y también la internacional-- está llena de abandonos, rupturas y divorcios en toda regla a los que hoy se ha sumado el de la banda donostiarra La Oreja de Van Gogh. La duda es si aguantarán separados o volverán a juntarse como han hecho otros tantos. Vamos con algunos ejemplos.


De 'La chica de ayer' a 'la chica de hoy'

Uno de los grupos que quizá más época marcaron en la 'movida' de los años ochenta, Mecano, no sobrevivió al paso de los años y se separó en 1992, tras vender en todo el mundo más de 25 millones de discos. Varias versiones de sus canciones, un musical y esporádicos reencuentros han marcado la 'vejez' de sus tres componentes, que siguen trabajando en el mundo de la música, aunque cada uno por su cuenta.

Los primos Nacho y Antonio, han vuelto a reunir a Nacha Pop
Nacha Pop, los de la inolvidable Chica de ayer, también pasaron una fuerte crisis de grupo. En 1988 grabaron en la discoteca Jácara Plató de Madrid, en dos actuaciones, el disco en directo '80-88', que les sirvió como despedida de su público. Tras la ruptura, Nacho García Vega y Carlos Brooking formaron, junto al bajista y productor Fernando Illán, el grupo Rico, que duró sólo tres discos.

Antonio Vega comenzó entonces una carrera como solista con las discográficas Pasión, Polydor y EMI-Capitol, que pasó por épocas buenas y épocas malas, fruto de problemas con la droga y el fallecimiento de su compañera sentimental. Hoy, los dos primos Vega han comenzado de nuevo una gira multitudinaria que les está llevando con éxito por varios puntos del país.

Hombres G, Amistades Peligrosas, Presuntos Implicados

Y hablando de grupos míticos, los Hombres G no podían faltar. Su forma de decir "hasta luego" fue el 20 de mayo de 1992 con Historia del bikini. David Summers decidió independizarse con relativa aceptación y, diez años después, resurgirían de sus cenizas para convertirse, de nuevo, en ese grupo de adolescentes -y no tanto- que llena plazas de toros. Acaban de sacar disco, 'Diez', con Me siento bien como primer single.

Alberto Comesaña y Cristina del Valle rompieron profesional y sentimentalmente
Amistades Peligrosas y Presuntos Implicados son otros dos ejemplos. Alberto Comesaña y Cristina del Valle formaron un dúo pop que se debatía entre la provocación de uno y la temática social de la otra. Sacaron cinco discos al mercado -con temas que quedarán para el recuerdo como Me haces tanto bien y hasta llegaron a estar vinculados sentimentalmente. Cinco años después volvieron a intentarlo, pero no salió bien.

En cuanto a Presuntos Implicados, el 14 de junio de 2006 dieron su último concierto como grupo. Fue Soledad Giménez, la vocalista, la que decidió abandonar y puso como argumento su "manera distinta y personal de entender las relaciones". Hace unos días, ha anunciado que pronto tendrá en la calle un nuevo trabajo en solitario, mezclado en los estudios PKO de Madrid.

Fuera de aquí también ocurre...

En los últimos meses, estamos asistiendo a un boom de 'reencuentros musicales' también a nivel internacional. Ni más ni menos que The Police, estuvieron tocando en Barcelona el pasado 27 de septiembre. Cuando se separaron, en 1985, gozaban de una popularidad que traspasaba fronteras. Este año visitarán más de 20 países para resarcirse, no sin críticas por sus presuntas intenciones económicas.

Las tensiones internas en Pixies acabaron en una ruptura por fax
Algo más turbulento les ocurrió a Pixies, cuyas tensiones internas derivaron en una ruptura que Black Francis comunicó por fax a los restantes miembros de la banda. Cuatro discos recopilatorios y unos fans, que demandaban cada vez con más fuerza su presencia, bastaron para que la banda se juntara de nuevo en 2004, año en el que dieron varios conciertos.

Crowed House, ese grupo australiano del que todos conocían las canciones pero no sabían a quién atribuírselas, tuvo una trayectoria de 10 años. En 1996 se separaron, pero 10 años después, dos de sus fundadores, Neil Finn y Nick Seymour, se volvieron a encontrar para sacar un disco. La nostalgia hizo que en 2007 sacaran a la luz, de nuevo como grupo -aunque sin Paul Hester-, el álbum Time on Earth.

Las Spice, reinas del reencuentro

Los escoceses Wet wet wet, por su lado, decidieron volver a tocar durante el entierro de la madre de Marti Pellow, que había tenido sus más y sus menos con la heroína. Los componentes de la banda estuvieron siete años casi sin hablarse desde que se disolvieran en 1997, hasta que sacaron un disco recopilatorio, muy útil en estos casos. Su canción Love is All Arround fue todo un hit.

Por último, y no por ello menos importantes por aquello de ostentar el reinado del marketing, no hay que olvidarse de la Spice Girls. Las 'chicas picantes', cuyas carreras en solitario no fructificaron demasiado a tenor de su ansia actual por volver al candelero, se separaron en 2001. Ahora, inician gira con dos nuevas canciones y miles de entradas vendidas para sus conciertos. El 23 de diciembre tocarán en Madrid.