Iberia
Embarque en un avión de Iberia. EUROPA PRESS

Iberia tendrá que hacer frente a una sanción de 25.000 euros después de que una empresa temporal contratada por la compañía  para la selección de personal exigiera un test de embarazo a la hora de contratar mujeres, como adelantó el Diario de Mallorca.

La Consellería de Trabajo de Baleares confirmó que se trata de una infracción muy grave de discriminación por motivos de sexo.

La empresa se justificó alegando que realizaba la prueba para aplicar un protocolo de salud específico a todas aquellas mujeres que estuvieran embarazadas, con el objetivo de evitar cualquier tipo de riesgo.

La Inspección de Trabajo aseguró que esta práctica se desarrollaba en toda España y es considerada por la autoridad laboral como una vulneración del derecho a la igualdad.

La justificación de la empresa no es válida porque se fija un requisito exclusivo para las mujeres que puede ser considerado como una manera de evitar su contratación. Además, tienen que ser ellas mismas quienes comuniquen el embarazo una vez contratadas, no antes.