Fernando Fernán-Gómez
Fernando Fernán-Gómez en la película 'Balarrasa'. KORPA

Escritor, actor, novelista, director de teatro y de cine y articulista, Fernando Fernán-Gómez fue un artista polifacético, querido y respetado por los profesionales de la industria y por varias generaciones de espectadores.

Comenzó su andadura teatral con la compañía de Laura Pinillos. Con posterioridad sería impulsado profesionalmente por el famoso escritor Enrique Jardiel Poncela, representando sus obras.

Con María Dolores Pradera, su primera mujer, compartió más de cinco títulos.

Encontró la popularidad como actor casi al principio de su carrera cinematográfica, en los años 40, con Cristina Guzmán en la que intervenía como actor secundario y con Domingo de carnaval (del célebre realizador Edgar Neville) en 1945. Ese mismo año acompañaba a una ya consagrada Imperio Argentina en la comedia Bambú.

En 1947 contrajo matrimonio con María Dolores Pradera, con la que compartiría cartel en Es peligroso asomarse al exterior (1946), Los habitantes de la casa deshabitada (1946), Embrujo (1947), en la que también aparecía Lola Flores, Tiempos felices (1950) y Vida en sombras (1952).

Además, también en esa época otros títulos le dieron tanto éxito como posterior reconocimiento de críticos y cinéfilos: La mies es mucha, Botón de ancla y El inquilino.Fernando Fernán-Gómez

En la década de los 50, se consolida como actor principal en toda serie de comedias (El fenómeno), dramas (La gran mentira) y cine religioso (Balarrasa) o folclórico (Morena clara) propagandísticos o directamente escapistas, pero también interviene en el "nuevo cine español" con Esa pareja feliz, de Bardem y Berlanga.

Tras participar en algunas co-producciones como La conciencia acusa, inicia una incipiente carrera como director: La vida por delante (en la imagen) y La vida alrededor.

Llegados los 60, su filmografía como actor y director se llena de comedias de todo tipo (La venganza de don Mendo, Adiós, Ninette y un señor de Murcia), a excepción de su film El extraño viaje (1964).

Años setenta y ochenta

En los años 70 impulsa su carrera literaria. En 1978 su obra teatral "Las bicicletas son para el verano" (adaptada al cine por Jaime Chavarri) obtiene el premio Lope de Vega. Más tarde debutaría como novelista con "El viaje a ninguna parte", que terminaría llevando al cine como director.

Otros de sus títulos literarios son "El vendedor de naranjas", "El mal amor" o "El ascensor de los borrachos".

Como director rueda películas como Crimen imperfecto (1970), Mambrú se fue a la guerra (1985), la citada El viaje a ninguna parte (1986), El mar y el tiempo (1989) o Siete mil días juntos (1994), entre otras.

Como actor, se convierte en uno de los actores más emblemáticos y solicitados de la Transición, con títulos como El espíritu de la colmena, El amor del capitán Brando (en la imagen, junto a una jovencísima Ana Belén), Pim, pam, pum... ¡Fuego! , Mamá cumple cien años o ¡Arriba, Hazaña!. Con ello inició una exitosa colaboración al lado del notable director Jaime de Armiñán, y una también estrecha relación profesional con Carlos Saura.Fernando Fernán-Gómez y Ana Belén

En 1976 El anacoreta es premiada en el Festival de cine de Berlín. Y dirige e interpreta dos exitosas series para TVE ("Juan soldado" y "El pícaro") que se cuelan en la memoria del gran público.

En 1981 protagoniza Maravillas de Gutiérrez Aragón, y comienza a encadenar éxitos de crítica y público (La colmena, Stico, Los zancos, Réquiem por un campesino español, La corte del faraón, La mitad del cielo y El viaje a ninguna parte).

En la década de los ochenta se encuentra más activo en sus trabajos para TVE ("Ramón y Cajal", "Fortunata y Jacinta", "Las pícaras" o "Cuentos imposibles").

Años 90 y 2000

Los 90 inician un período de menor actividad. Dejan huella sin embargo su paso por Belle Epoque y el Oscar que consigue la cinta como mejor película extranjera, El abuelo (nominada al Oscar y gran éxito de taquilla) y Así en el cielo como en la tierra. Entre tanto, apareció varias temporadas en la serie de TV "Los ladrones van a la oficina".

Su última película ha sido 'Mía Sarah'.

Posteriormente llegarían grandes películas: Todo sobre mi madre, Plenilunio y La lengua de las mariposas, Visionarios, de Gutiérrez Aragón, y El embrujo de Shanghai, con Fernando Trueba.

Tras sus interveciones En la ciudad sin límites y Tiovivo c.1950, su última interpretación fue en Mía Sarah (2006).

Con Emma Cohen

Junto a su mujer Emma Cohen, apareció en diversos títulos cinematográficos como Pierna creciente, falda menguante (1970), Bruja más que bruja (1976), El viaje a ninguna parte (1986), El mar y el tiempo (1989) o El abuelo (1998), además de las series "Juan Soldado" (1973) o "El Pícaro" (1974).