La cumbre del G-20 deja patente el aislacionismo de EE UU en comercio y clima

La canciller alemana, Angela Merkel, habla con el presidente de EE UU, Donald Trump, durante la cumbre del G-20 en Hamburgo, Alemania.
La canciller alemana, Angela Merkel, habla con el presidente de EE UU, Donald Trump, durante la cumbre del G-20 en Hamburgo, Alemania.
EFE

Los líderes del G-20 han logrado este sábado cerrar la declaración final de la cumbre en la que se comprometen a "luchar contra el proteccionismo" pero también contra las prácticas desleales con instrumentos "legítimos" de defensa comercial, tras salvar el último escollo en materia climática que alejaba a Estados Unidos de la mayoría de socios.

El documento recoge que Estados Unidos trabajará estrechamente con otros países para "ayudarles a acceder y usar energías fósiles de manera más clara y evidente", pero deja claro que es una "declaración" del país y no una posición respaldada por el resto de países, han informado fuentes de la negociación.

Esta reivindicación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es incompatible con los compromisos del acuerdo internacional sobre el clima de París, que el resto se compromete a cumplir y aplicar "plenamente". "Los líderes del resto de miembros del G-20 declaran que el Acuerdo de París es irreversible", añade el documento con el que los socios de Estados Unidos censuran su decisión unilateral de romper el pacto.

En cuanto a la política comercial, otro de los asuntos clave que distanciaron a Trump del resto de mandatarios, el consenso ha sido menos complejo y sigue la línea marcada por el G-7 en su última cumbre, cuando declararon su determinación de "luchar contra el proteccionismo".

"Estoy muy contenta de que haya sido posible subrayar de manera clara que los mercados deben seguir abiertos y se debe luchar contra el proteccionismo y las prácticas de distorsión y discriminatorias", ha anunciado en una rueda de prensa la canciller alemana y anfitriona de la cumbre, Angela Merkel.

Todos los países están dispuestos a cumplir las normas que marca el sistema de la Organización Mundial de Comercio (OMC), ha añadido Merkel, sobre una declaración que también abre la puerta a revisar estas normas, para contentar a Washington.

Además, los líderes recuerdan que los países pueden recurrir a los instrumentos de defensa comercial "legítimos" para responder a la competencia desleal.

La canciller ha reconocido que las negociaciones han sido "difíciles", pero ha destacado el logro de consensuar un documento que reconoce las divergencias. "Donde no se puede lograr acuerdo se debe expresar las diferencias y eso ha quedado también reflejado", ha declarado Merkel en alusión a la formulación pactada sobre cambio climático.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por su parte, ha destacado que el resultado es un "mensaje claro contra el proteccionismo", sin olvidar que para ello "todos" deben respetar "las mismas reglas del juego, que han desear las mismas para todos". Un consenso a favor del libre comercio cuyos beneficios "deben llegar a todos los ciudadanos".

En cuanto a la solución hallada en materia de cambio climático, Rajoy se ha mostrado "razonablemente satisfecho" porque recoge el "compromiso colectivo" del G-20, también de Estados Unidos pese a su ruptura con París, para "reducir las emisiones de efecto invernadero".

Un pacto bajo mínimos y con contradicciones

El compromiso bajo mínimos logrado este sábado en el G-20 salva las apariencias, pero deja sin resolver el debate entre libre comercio y proteccionismo y no evitará nuevas guerras comerciales, aseguran los analistas.

"Vamos a continuar (...) luchando contra el proteccionismo, incluyendo todas las prácticas comerciales desleales, y reconoceremos el papel de los instrumentos de legítima defensa en este punto", reza un pasaje de la declaración final, muy vaga y "típica de los compromisos del G-20", que logra salvar las apariencias y un semblante de unidad, indica Claudia Schmucker, del instituto de investigación alemán DGAP.

El texto tiene dos elementos contradictorios. Por una lado la condena al "proteccionismo", una constante desde la creación en 2008 del G-20 (19 países + la Unión Europea). Al mismo tiempo, el comunicado final cita posibles medidas de "protección" comercial, una concesión evidente a las posiciones proteccionistas del presidente estadounidense Donald Trump.

"Es una mascarada (...) que indica que sigue el desacuerdo", dice a la agencia AFP Thomas Bernes, un exnegociador comercial internacional, ahora analista en el centro canadiense de investigación Cigi. La noción de "instrumentos legítimos de defensa" contra prácticas "desleales" es "deliberadamente evasiva", indica el experto.

Puntos clave

El objetivo principal de este foro de economías industrializadas y emergentes sigue siendo lograr "un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo", pero el documento final incluye también 15 páginas de acuerdos en materias que van desde lo financiero a lo sanitario, pasando por la lucha contra la corrupción y el cambio climático:

  • Acuerdo de París: los líderes toman nota de la decisión de EE UU de abandonar el Acuerdo de París contra el calentamiento global, pero el resto se compromete a aplicarlo "rápidamente".
  • Migración: se apuesta por una migración "ordenada, regulada y segura" y se reconoce el derecho de cada país a defender sus fronteras y la necesidad de repatriar con celeridad a los migrantes sin derecho a permanecer en el país.
  • Refugiados: el texto aboga por luchar contra las mafias de tráfico humano y por una integración en el mercado laboral en condiciones de equidad de los inmigrantes establecidos en el país y refugiados legalmente reconocidos.
  • Libre comercio: el texto rechaza el proteccionismo y respalda el libre comercio, pero aprueba que se apliquen "instrumentos legítimos de defensa comercial" ante "prácticas injustas" y destaca el papel de las reglas, especialmente de la Organización Mundial de Comercio (OMC).
  • Crecimiento: el documento subraya que la situación ha mejorado, pero que el crecimiento es aún débil, por lo que pide que se mantengan las medidas "monetarias, fiscales y estructurales" para reforzarlo.
  • Desigualdad: el G-20 admite que "los beneficios del comercio internacional y las inversiones" no han llegado a todos.
  • Mercado laboral:los líderes asumen que hay que reforzar la educación y la formación continua para que los trabajadores puedan afrontar los cambios derivados de la globalización, la digitalización y la automatización.
  • Sistema financiero: el comunicado pide coordinación para crear un sistema financiero "moderno y justo" e intercambio de información para combatir el fraude tributario.
  • Transparencia: el G-20 subraya además la necesidad de acordar unos estándares internacionales de transparencia para combatir "la corrupción, el fraude fiscal, la financiación del terrorismo y el lavado de dinero".
  • Corrupción:El G-20 se compromete a luchar contra la corrupción, se remite al plan de acción ya asumido por el grupo en este ámbito e incorpora cuatro nuevos paquetes para fomentar la transparencia en el sector público y privado.
  • Energía y cambio climático: todos reconocen la importancia de atajar las emisiones de gases contaminantes y de promover las energías limpias.
  • Sanidad: el G-20 constata la necesidad de reforzar los sistemas sanitarios a escala mundial y reconoce la necesidad de mejorar los mecanismos de prevención y reacción en crisis o emergencias sanitarias, para lo que apoya el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Desarrollo Sostenible: los líderes se reafirman en los objetivos de desarrollo sostenible para 2030 y llaman a los países a asumir su "responsabilidad compartida" en la lucha contra la pobreza extrema, la creación de empleo y la igualdad de género.
  • Mujer:el documento constata que el acceso al mercado laboral, a la propiedad y al empleo cualificado en igualdad de condiciones para el hombre y la  mujer es "indispensable" para lograr el objetivo de un crecimiento sostenible e inclusivo.
  • Violencia de género:el G-20 se compromete a adoptar las medidas necesarias para superar la discriminación que sufre la mujer en el ámbito laboral y a protegerla frente a toda forma de violencia de género.
  • África: el documento recoge la iniciativa incluida por la presidencia alemana del G-20 relativa a África, que tiene como objetivo la creación de empleo juvenil de calidad y destaca la necesidad imperiosa de luchar contra la hambruna en Sudán del Sur, Somalia, Yemen y Nigeria.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento