Frío en el CPS
Varios alumnos se abrigan con sus chaquetas para soportar el frío en la cafetería del edificio Torres Quevedo. 20 MINUTOS
Los más de 3.100 alumnos que están matriculados en el Centro Politécnico Superior (CPS), en el campus del Actur, se ven obligados a ir a clase con abrigo y bufanda por culpa del frío, según una pista facilitada por el lector Luis Jorge. El motivo de las bajas temperaturas, que también sufren los profesores, es la obra en una de las fachadas del centro, que lleva sin pared y a la intemperie desde principios de curso.

En verano se tiraron dos muros de la fachada principal para sustituirlos por sendas estructuras de aluminio y cristal. Una ya está casi terminada, pero en la otra ni han empezado a trabajar ni está protegida del exterior por un cerramiento provisional que aísle el edificio.

En la Universidad de Zaragoza minimizan el problema y aseguran que esta fachada se cerrará de forma «inminente», aunque no dan un plazo concreto

Mientras tanto, estudiantes y personal del centro se quejan de que el frío que entra por este hueco anula el sistema de calefacción. De hecho, hasta los empleados de la cafetería y del servicio de limpieza desempeñan su trabajo con ropas de abrigo.

«Muchos tenemos que estar con abrigo y pasando frío mientras tomamos apuntes, y pasar por los pasillos es insoportable», asegura el estudiante Luis Jorge. Otros compañeros, como Paula Domínguez, aseguran que en el último mes han cogido hasta dos resfriados por las bajas temperaturas.

En la Universidad de Zaragoza minimizan el problema y aseguran que esta fachada se cerrará de forma «inminente», aunque no dan un plazo concreto. «Los huecos no se pueden cerrar de un día para otro. Hay que seguir el procedimiento para hacer las obras bien», explicó el vicerrector de Infraestructuras, Mariano Blasco.

Un año entero de obras

El edificio del CPS lleva en obras desde el pasado mes de marzo y no estará totalmente reformado hasta dentro de cuatro meses. Además del cambio de fachadas, se mejorarán los elementos de evacuación y se instalará un sistema de refrigeración centralizada. Los estudiantes reclaman que se aceleren los trabajos. «Los obreros empiezan a hacer ruido a las 9 de la mañana, pero a las 12 ya no los ves por aquí», se quejan.

Dinos... si pasas frío en tu facultad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA