Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de Renfe, después de que este viernes la alcaldesa de Córdoba, la socialista Isabel Ambrosio, haya anunciado que el Ayuntamiento cordobés y la Junta de Andalucía asumirán, en principio y "provisionalmente", el coste que conllevará la puesta en marcha del servicio ferroviario de Cercanías entre las barriadas periféricas de Villarrubia y Alcolea, aunque, según ha subrayado, deberá ser el Ministerio de Fomento el que finalmente lo pague, tras su declaración como "Obligación de Servicio Público".

En relación con ello, desde Renfe se ha señalado que, una vez hecha por su parte la solicitud a Fomento de que el futuro Cercanías de Córdoba tenga la consideración de 'Obligación de Servicio Público', "la decisión está ahora en manos del Ministerio, que ya lo está estudiando y será el que se dirija al Ayuntamiento", para confirmar o no la inclusión del nuevo servicio ferroviario en la citada relación.

Respecto a este asunto, la alcaldesa de Córdoba ha precisado que, aunque sean el Ayuntamiento y la Junta los que, de forma "provisional" financien inicialmente el coste del Cercanías, desde el Ayuntamiento no se va renunciar a que esa declaración de Obligación de Servicio Público sea una realidad, cuanto antes mejor".

Ese planteamiento es el que "motiva", según ha indicado Ambrosio, que el Grupo Municipal Socialista lleve al próximo Pleno municipal una proposición para que se inste al Gobierno de la Nación "a negociar" con el Consistorio cordobés, "en el marco del procedimiento de contratación" abierto con Renfe, "la puesta en marcha de forma inmediata del servicio de Cercanías y su declaración como Obligación de Servicio Público", esperando Ambrosio que todos los grupos respalden esta moción.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.