Coche de Uber
Coche de Uber en Madrid. CEDIDA

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha reconocido este viernes que el Consistorio está "preocupado" ante el nuevo servicio de Uber para trasladar a clientes al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas por 15 euros.

Asimismo, ha dicho que estará "vigilante" para que se cumpla la ley. Sabanés, al comienzo de su intervención, ha recordado que el Ayuntamiento se ha presentado en la causa como parte en el Supremo por la competencia y la petición de liberalizar este tipo de servicios.

Además, ha indicado que el Pleno aprobó una proposición que contiene "reivindicaciones muy importantes en apoyo al taxi, que se enviará tanto al Ministerio de Fomento como a la Comunidad" como a los propioss servicios del Ayuntamiento para "dar cumplimiento a los compromisos de la propuesta".

"En último término, el Ayuntamiento recuerda que solo se puede realizar el servicio garantizando estrictamente las condiciones que puede realizar, y que en ningún caso se puede realizar captación de viajeros in situ", ha expresado.

Por último, Inés Sabanés ha anunciado que instarán "a quien corresponda" a que las autoridades velen por que este tipo de servicios "cumplan con las normativas de las competencias". "Alguien tiene que vigilar que este tipo de promociones de servicios a bajísimo coste no están incumpliendo las propias normas del mercado y la competencia", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Madrid.