Méndez de Vigo
El portavoz del Gobierno, Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha llamado este viernes a la "racionalidad" al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, porque la ley con la que quiere convocar un referéndum de independencia "carece de las más elementales garantías jurídicas".

En este sentido, ha señalado que la llamada ley del referéndum no fija ni un quórum de participación ni establece diferencia entre los votos del 'sí' y del 'no' para que sea "válido". "Es decir, que si solamente votase una persona, su voto valdría para proclamar lo que denominan la república independiente de Cataluña", ha enfatizado.

Así se ha pronunciado Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha subrayado que el objetivo del documento sobre un ley para convocar un referéndum el 1 de octubre que presentaron esta semana en Barcelona JxSi, la CUP y Puigdemont "no busca la ruptura con España sino la ruptura en Cataluña".

Fuentes del Ejecutivo llegan a calificar en privado esa norma de "bodrio jurídico".

Artículo 155 de la Constitución

Ante la posible utilización del artículo 155 que recoge la Constitución, el ministro ha señalado que se irán tomando decisiones en función de los pasos que den los independentistas. "No voy a entrar en qué medidas tomará el Gobierno porque las medidas se corresponderán con lo que lleven a cabo los secesionistas", ha declarado.

Después de que el PSOE haya acusado a Mariano Rajoy de ponerse de perfil y le emplace a buscar una salida política, Méndez de Vigo ha subrayado que el Gobierno de Puigdemont "supedita todo el diálogo a que se celebre un referéndum", por lo que en ese escenario es "muy difícil llegar a ningún tipo de acuerdo".

"Para bailar el tango hacen falta dos. Si la otra parte no quiere es muy difícil dialogar aunque una parte tenga absoluta predisposición", ha resaltado.