SAS anunció en mayo que estaba buscando nuevas bases que tuvieran gastos generales más bajos que en Escandinavia, donde los costes laborales son significativamente altos, y planteó la posibilidad de abrir una base en Londres y otra en España.

Un portavoz de SAS dijo que Heathrow había sido su primera opción desde el principio, en parte debido a la larga asociación de la aerolínea con el aeropuerto de West London y por la demanda de los clientes. "No creo que haya sido una opción volar desde otro aeropuerto" dijo el portavoz e la aerolínea escandinava refiriéndose al aeropuerto londinense de Heathrow.

El presidente y director ejecutivo de SAS, Rickard Gustafson, aseguró que el objetivo de la compañía es iniciar operaciones desde la nueva base de Heathrow a partir del 1 de noviembre. Por otro lado, el plan previsto es tener la base en Málaga operativa en la primavera de 2018.

SAS tiene actualmente 17 conexiones diarios en Heathrow y aún no ha decidido si algunas serán transferidas a la nueva entidad con sede en Irlanda o permanecerán con la empresa matriz, según ATW.

La aerolínea operará nueve A320neo bajo el nuevo certificado de operador aéreo irlandés, cinco con sede en Heathrow y cuatro en Málaga. SAS tiene 30 aeronaves A320neo bajo pedido, de los cuales seis han sido entregados.

Consulta aquí más noticias de Málaga.