Europa Press
Europa Press EUROPA PRESS

Los agentes de la Guardia Civil estaban realizando una inspección de carácter preventivo a varios establecimientos del recinto ferial. En una caseta de tiro con escopetas de aire comprimido para menores comprobaron que había expuestas 22 pistolas 'airsoft' como premio.

Dichas armas no poseían su correspondiente número de serie y el establecimiento carecía de las correspondientes autorizaciones administrativas para el comercio de dichas armas, según han informado a través de un comunicado desde la Guardia Civil.

Una vez que los agentes realizaron una inspección de la caseta, bajo el mostrador, fueron descubiertas dos cajas que contenían 8.546 artículos pirotécnicos que eran entregados como premio a los clientes, principalmente menores, pudiendo constatar que dicho puesto ambulante no contaba con las garantías de seguridad para la venta y comercialización de este tipo de productos.

Además, según el instituto armado, 390 de esos artículos pirotécnicos se encontraban caducados desde el año 2015 con el consiguiente riesgo para las personas. Por todo ello, los agentes procedieron a levantar las oportunas actas administrativas y a la incautación de todo el material pirotécnico.

Consulta aquí más noticias de Málaga.