Estas fuentes han explicado que ya el pasado martes se produjo una avería en esa conducción y que Aqualia subsanó el problema con "recursos propios". Sin embargo, la reparación provisional falló este jueves y, de nuevo, la conducción volvió a romperse. Los técnicos de Aqualia están a la espera de que la empresa Viaqua, que gestiona el suministro desde Pontevedra, tome medidas.

Los problemas de suministro están afectando al municipio de Bueu, concretamente a las zonas más altas, como Beluso y Cela, y algunas viviendas (sobre todo pisos altos) del casco urbano. También se ha quedado sin agua el polígono de Castiñeiras, donde se ubican empresas y el parque de bomberos del Morrazo.

Por otra parte, algunos abonados del municipio de Marín están sufriendo cortes de agua, ya desde el pasado martes.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.