Una helada en la comarca del Bajo Miño, en Galicia, ha acabado con toda la cosecha del principal productor de kiwi de España.

Las temperaturas han alcanzado los ocho grados bajo cero

Según los productores, los kiwis estaban en su mejor momento, pero el intenso frío que ha azotado la zona gallega durante la noche del domingo ha acabado con ellos.

Las bajas temperaturas, que han llegado a alcanzar los ocho grados bajo cero, han hecho que se pierda el 100% de la plantación de kiwis.

Las pérdidas superan ya los 200.000 euros y por el momento se desconoce si habrá ayudas por parte del Gobierno.

El Instituto Nacional de Meteorología (INM) anuncia que este lunes seguirán las bajas temperaturas en la zona, que estarán acompañadas de precipitaciones débiles.