Según ha informado CCOO, Cruz "fue sancionado por una supuesta filtración de información, tras felicitar en un comunicado de prensa a los compañeros que habían participado en una operación antidroga" y, a juicio del sindicato, "sorprende que se le sancione por dar información sobre un caso que aún no había sido entregado a la autoridad judicial, cuando ésta es una práctica habitual".

Para CCOO, la sanción impuesta a Francisco Cruz "está totalmente injustificada" y ha lamentado "que se manche el buen nombre de un cuerpo de seguridad, como el de la Guardia Civil, con prácticas tan torticeras".

En opinión de Borrego, esta sanción, como otras que han sufrido miembros de AUGC, "solo oculta la intención de acallar a una asociación que reivindica y defiende los derechos de los guardias civiles, un colectivo de trabajadores que, en pleno siglo XXI, no goza de los mismos derechos de expresión que cualquier otro colectivo". Por ello, el sindicato exige la retirada de la sanción y "respeto a la libertad de expresión de una asociación legalmente constituida".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.