La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Sevilla, presidida por el delegado territorial, José Manuel Girela, ha informado favorablemente sobre las medidas de intervención previstas en las fachadas del palacio Arzobispal de Sevilla, un edificio que participa de manera significativa en el ámbito más inmediato a la Catedral de Sevilla, además de los Reales Alcázares y el Archivo General de Indias, los cuales, conjuntamente, están incluidos desde 1987 en la Lista de Patrimonio Mundial promovida por la Unesco.

Según informa la Junta de Andalucía en un comunicado, el proyecto tiene por objeto la restauración de todas las fachadas que el edificio presenta al viario público, en concreto las de las calles Placentines, Don Remondo y Plaza Virgen de los Reyes.

Para la redacción del proyecto se han llevado a cabo unas tareas de recopilación de información que concluyen que la mayoría de las patologías que afectan a las fachadas suelen venir por causas externas. Algunos de los agentes que participan activamente en el proceso de deterioro son el agua, los agentes atmosféricos y el biodeterioro, según detalla.

Además, al estar en calles bastante transitadas supone una exposición constante a los gases de combustión de los coches, la erosión producida por el contacto en las zonas accesibles y manchas de orines. La mayoría de las patologías se aprecian en los elementos de piedra.

También, señala que en las fachadas existen daños puntuales que pueden ser considerados como graves, ya que hay peligro de desprendimiento de elementos de cantería. Se han encontrado desplacaciones y problemas de alveolización, grietas, fragmentación y pérdida de material en algunos elementos sobre todo ornamentales, y un intenso ataque químico de naturaleza orgánica debido a la presencia de palomina y a la contaminación atmosférica.

Por tanto, la comisión ha resuelto aprobar el proyecto de intervención que define una metodología que en todo momento debe respetar las características estructurales y formales del edificio, prevaleciendo el respeto a la obra y recuperando y manteniendo todos sus valores funcionales e históricos que la misma ha ido acumulando. La intervención se afrontará desde un enfoque interdisciplinar, con unos protocolos de actuación que garantizan la idoneidad de las intervenciones, y adoptándose el principio de "la mínima intervención" y de reversibilidad en los tratamientos y materiales empleados, ya que ha de ser "fácilmente reconocible y reversible".

FUENTES PARA EL CENTRO DE LA CAPITAL

Por otra parte, se ha aprobado la instalación de dos fuentes bebedero de uso público en sendos puntos de la ciudad de Sevilla ubicados en el perímetro de protección del conjunto monumental de la Catedral, Alcázar y Archivo de Indias, incluidos por la Unesco dentro de la lista de patrimonio mundial.

El Ayuntamiento de Sevilla realiza ambas solicitudes debido a las temperaturas extremas que se producen en la ciudad y por interés público. Serán instaladas en la Plaza del Triunfo, junto al Archivo de Indias, y en la Avenida de la Constitución, junto al antiguo edificio Coliseo España. Ambas serán de estética clásica, de fundición gris y grifería de latón, e irán instaladas sobre pedestal rectangular de fábrica y revestido con pintura de color negro.

ACTUACIONES EN HERRERA Y CONSTANTINA

Por otra parte, en la provincia, la Comisión ha aprobado una intervención en el Conjunto Termal de Herrera y, en la localidad de Constantina, la rehabilitación de su plaza de toros. En Herrera, se trata de una actuación dentro del Programa de Empleo Joven, en los mosaicos del mencionado conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural, que se justifica por el mal estado de conservación de los mosaicos debido a la carencia de control medioambiental y de tratamientos contra el ataque biológico que provocan el desprendimiento de teselas, hundimientos y deformaciones de los mismos.

El plan aprobado potencia tratamientos que permiten la conservación in situ de los mosaicos, restablecer la cohesión del conjunto en todos los materiales que integran la obra con el objetivo final de salvaguardar y proteger las diferentes zonas, frenando así las actuales causas de deterioro. Considerando en todo momento los criterios de reversibilidad y respeto al original, y realizando previamente cuantas pruebas sean necesarias para determinar la idoneidad de los diferentes productos, materiales y metodologías aplicadas.

En Constantina, se ha aprobado el proyecto básico y de ejecución promovido por su Ayuntamiento para rehabilitar la plaza de toros, edificada en 1901 y ubicada en un conjunto histórico declarado en 2004 Bien de Interés Cultural.

El edificio, que pretende ser un espacio multifuncional para actividades socio-culturales al aire libre, cuenta con numerosos problemas estructurales y filtraciones en las cubiertas e incumplimiento de la normativa de accesibilidad y evacuación.

El proyecto aprobado, adscrito al Plan Supera, propone su rehabilitación sin afectar a la estética, sustituyendo forjados, reforzando sus palcos, modificando

las barandas, reparando filtraciones, reformando las zonas de aseos y enfermería, nueva pavimentación, adaptación de acceso para minusválidos, nueva puerta de salida para evacuación, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.