Emasa tubería estación de bombeo agua
Emasa tubería estación de bombeo agua EUROPA PRESS/AYTO MÁLAGA

Esta actuación, que ha supuesto una inversión de 134.018 euros con cargo al plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) del Ayuntamiento de Málaga, ha tenido por objeto la reducción de olores y mejorar el funcionamiento del sistema.

Las obras en la EBAR Antonio Martín han consistido en la construcción de una nueva arqueta de hormigón armado, adosada al actual foso de bombas, de 3,45 m de longitud, 1,9 metros de ancho y 1,9 metros de altura. En ella se han instalado dos nuevas conducciones de 250 milímetros de diámetro de acero inoxidable, equipada cada una con una válvula de corte y otra una antirretorno del mismo diámetro.

Estas tuberías confluyen en una conducción de 300 milímetros de diámetro de fundición dúctil conectada a su vez al colector este. Las dos nuevas salidas de este bombeo permiten impulsar el agua residual o bien al colector de la zona este o bien al colector interceptor, según las necesidades, han precisado desde el Ayuntamiento en un comunicado.

Respecto a la estación de Pérez Galdós, las obras realizadas han consistido en la instalación de una conducción de fundición dúctil de 500 milímetros de diámetro, que impide que el agua que circula por el colector este vierta en este bombeo. De esta manera, se desvía el caudal del colector este en un punto anterior a su llegada en la entrada al bombeo, haciendo un baipás que la conduce directamente hacia su salida.

Para ello, se ha instalado una 'T' en el colector principal de entrada a la EBAR, que cuenta con la ayuda de una válvula de corte y su antirretorno del mismo diámetro.

Gracias a esta actuación, la EBAR Pérez Galdós sólo recibirá el agua residual que le llegue por gravedad procedente de su cuenca y así, al disminuir el volumen de agua gestionada por la estación de bombeo, se reducirán significativamente los problemas de olores.

Consulta aquí más noticias de Málaga.