Fotograma de 'Beowulf', de Robert Zemeckis.
Fotograma de 'Beowulf', de Robert Zemeckis. ARCHIVO
La leyenda épica medieval Beowulf se estrenó en Estados Unidos con muy buen pie, siendo la película más taquillera del fin de semana y copando la mayoría de la venta de entradas en las nuevas salas 3-D.

Casi la mitad de las entradas vendidas son del nuevo sistema 3-D

El innovador híbrido del director Robert Zemeckis , que mezcla actores reales con animación, recaudó 28 millones de dolares durante sus primeros tres días en la cartelera estadounidense, según confirmó su distribuidora Paramount Pictures.

En el mercado internacional la adaptación del antiguo poema inglés, distribuida por Warner Bros. Pictures, ingresó 17 millones de dólares en los trece países en los que fue estrenada, funcionando particularmente bien en Gran Bretaña y Corea del Sur.

La película se estrenó en 742 salas en 3-D

Beowulf es el estreno más difundido en el nuevo sistema de proyección en 3-D, formato en el que se ha proyectado en 742 salas norteamericanas, el veinte por ciento del total de cines en el que fue proyectada. Las ventas de entradas han supuesto, en cambio, el 40 por ciento de la recaudación absoluta.

La empresa Imax Corp., fabricante de grandes pantallas para 3-D, dijeron que el film recaudó 3,6 millones de dólares en sus 84 cines con esa tecnología, lo que supone el 13 por ciento del total de dinero ingresado. Los ingresos por la exhibición en 3-D suelen oscilar entre el cinco y el seis por ciento. Otra firma del mismo mercado, Real D, anunció ventas de 8 millones de dólares, tras proyectar Beowulf en 638 pantallas.

La película, que costó unos 150 millones de dólares, narra la historia de un heroíco guerrero del siglo VI. La mezcla de animación con actores reales ya fue explorada por Robert Zemeckis en Polar Express, recaudando 23 millones de dólares en su primer fin de semana, para un total de 177 millones.