El exjefe operativo de la Policía, Eugenio Pino, compareción en el Congreso, donde había sido citado para someterse a un interrogatorio de los diputados de la Comisión que investiga el supuesto uso político de medios policiales para perseguir a independentistas en la época en la que estuvo al frente de Interior Jorge Fernández Díaz.

Pino aseguró que los comisarios Martín Blas, antiguo jefe de Asuntos Internos y José Manuel Villarejo se sometieron a una "guerra sin cuartel" desde enero de 2015.

No ha tenido tapujos en admitir que "desde su punto de vista subjetivo", el exjefe de Asuntos Internos "no soportó que le pasara en el escalafón" al convertirse en director adjunto operativo cuando anteriormente había sido su subordinado.

Ya corrían rumores de que el ex número dos de la Policía no iba a contestar a las preguntas que los diputados le hicieran sobre los dos asuntos por los que está citado en los tribunales madrileños: el "pendrive" de los Pujol y la supuesta cuenta en Suiza del que fuera alcalde de Barcelona Xavier Trìas.Y así lo hizo.

Cumplió con la palabra y aseguró que esas preguntas solamente "las respondería ante un juez".

Eso sí, tanto Eugenio Pino como el inspector jefe, Fuentes Gago -que declaró anteriormente- se desmarcaron del denominado Informe Pisa (Pablo Iglesias Sociedad Anónima) sobre la financiación supuestamente irregular de Podemos, aunque, en el caso de Pino, ha reconocido que no todos los informes policiales llevan la firma del funcionario que los elabora.

Tensión con Rufián

Fue el diputado de ERC Gabriel Rufián quien rompió la tensión preguntándole si hubo policía patriótica en la etapa de Fernández Díaz, a lo que Pino se limitó a responderle que le definiera "patriótica".

"Ni aquí en la Policía, ni en la Guardia Civil ni en la Ertzaintza, que no la conozco, es posible que esto exista, no puede existir", ha afirmado el que fuera máximo responsable operativo de la Policía ante la comisión.

Rufián ha aprovechado para preguntarle si era patriota y qué sería capaz de hacer por España. "Todo", ha respondido hasta en dos ocasiones. "A gala lo tengo", le ha reiterado a la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero. Al tiempo, Pino recalcó que no tiene opinión formada sobre la sitaución de Cataluña.

Poco ha desvelado en sus respuestas, en las que sí ha dejado claro que informaba de todo al entonces director general de la Policía, Ignacio Cosidó; que nunca se reunió con Fernández Díaz en su despacho, aunque sí en la antesala para despedirse; y que solo ha tenido tres contactos con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Sobre Villarejo aseguró que "no le teme" y que "no lee los miles de digitales que hay" y que han publicado diferentes informaciones a lo largo de estas semanas.

Y frente a otros comparecientes, que se han quedado mudos ante la misma pregunta que Rufián les hace al final de los interrogatorios, la de "¿cuán de profunda es la madriguera del conejo?", Pino ha respondido con el primer verso de un poema de Lope de Vega: "¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?".