Los hechos se desencadenaron durante esta semana festiva en las inmediaciones del recinto, donde el detenido actuaba en la mayoría de los casos de forma similar: primero entablaba conversación para acercarse a las víctimas pidiéndoles tabaco para después intimidarles con un cuchillo de cocina y en algunos casos dar un "tirón" de bolso.

Estos hechos, que no son habituales, se cometieron en un corto intervalo de tiempo y en una zona muy reducida, lo que hizo sospechar a los agentes que estaban siendo cometidos por una misma persona.

Tras las investigaciones, los policías identificaron y localizaron al presunto autor de los hechos y establecieron un dispositivo que permitió su detención y posterior puesta a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Granada.